El alcalde Luque, Francisco Javier Ordoñez, con motivo de las Fiesta de la Candelaria, ha dicho a Cancionero que “nuestra ilusión es volver a recuperar las tradiciones, desde pequeño he vivido las Candelarias y se esperaba con mucha emoción, ya llevamos unos años que en Luque se estaba perdiendo y el nuevo equipo de gobernó tiene claro que nuestras tradiciones hay que recuperarlas”.
En este sentido, ha señalado que “este año hemos decidió que sea en la Plaza, lugar céntrico y de fácil acceso para la gente, y la idea es que en los próximos años se puedan instalar en otros barrios de la localidad, queremos crear ese ambiente de convivencia que se suele producir en este tipo de tradiciones y que la gente salga a la calle”.
“Agradecemos la colaboración del Consejo Regular Montilla Moriles, al habernos regalado el buen vino que tenemos en esta tierra, nosotros hemos puesto a disposición unos bidones para las hogueras, barreños para que la gente pueda freír sus productos cárnicos, chorizos, salchichas, lomo” y, como estamos viendo, están respondido”, ha detallado.
Mamen Jiménez Fernández, concejala de Urbanismo, Bienestar Social y Atención Ciudadana ha indicado que “no esperábamos este ambiente, el pueblo ha respondido, pretendíamos que la gente joven se sumara y se ha conseguido y en la idea de recuperar las tradiciones estamos”.
Por otra parte, ha agradecido a Paulino Ortiz, vecino de la localidad, “su gran ayuda desinteresada, gracias a él hemos instalado los bidones para las hogueras, así como las herramientas necesarias para las barbacoas que se está haciendo”  
Por su parte, Paulina Ortiz ha explicado que “yo tengo muy buenos recuerdos de las candelarias, estuve muchos años en la asociación de padres de Luque y solíamos hacerlas, creo que la candelaria se puede recordar, ya que supone recuperar nuestras señas de identidad, además con este tipo de encuentros la gente habla, conversa y se comunica, algo muy necesario”
Por último, ha apuntado que “para esta Candelaria hemos colocada 8 bidones, 2.000 kilos de leña y de productos cárnicos para consumir, unos 15 kilos, independientemente de lo que cada uno ha traído “