Manuel Porcuna, hermano mayor de la hermandad de María Santísima de Albendín, hizo referencia al desarrollo de los actos llevados a cabo con motivo de la celebración de las Fiestas Patronales.
Porcuna aseguró que los vecinos de la pedanía “estuvieron a la altura de las circunstancias.” Además, incidió en los motivos que llevaron a la hermandad a decidir procesionar a su imagen titular: “a partir del día 15 de agosto, cuando comenzó a remitir la tasa de incidencia de COVID en la localidad, convocamos una reunión el día 31 de agosto en la que se aprobó, en mayoría, la salida procesional de la imagen titular. Esta reunión contó con la presencia del párroco, consiliario y presidenta de la Agrupación de Cofradías y Hermandades, así como del alcalde de la pedanía.”
Por otra parte, destacó el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias vigentes durante la salida procesional: “para llevar a cabo la procesión, adoptamos las medidas higiénico-sanitarias precisas: distanciamiento social y uso de mascarillas, entre otras. Contamos con la colaboración y organización de los distintos hermanos y público, quienes respetaron las medidas pactadas.”