Hasta el 11 de julio se pueden presentar trabajos para la exposición de arte contemporáneo de Doña Mencía que en un número de 4 serán elegidos por el jurado de la muestra.
Este año la antesala de las exposiciones en la calle y en la Casa de la Cultura, será la que quedó pendiente de 2020 por la pandemia, una obra sonora del madrileño Pablo Sanz.
El jurado decidirá el 31 de julio los trabajos seleccionados de entre los que opten a ese reconocimiento que incluye la compra de una obra de cada muestra, aunque las previsiones quizás no sean tan optimistas como en 2020 cuando 150 candidatos aspiraron a estar en el cuadro de honor de DMencia.
La Organización espera elaborar un catálogo histórico con todas las exposiciones realizadas hasta este 2021, cuya presencia tendrá un presupuesto global de 12.500 euros para el que se ha pedido una subvención del 60% a la Diputación Provincial al sestar  incluida la muestra en el proyecto Periféricos de la Fundación Rafael Botí.
Rosario Coronado, directora de la Escuela de Arte Dionisio Ortiz de Córdoba y Ángel Ramírez, de la Comisión Rafael Botí, están entre los 5 miembros del jurado que valorará de los trabajos optantes, la contemporaneidad, la originalidad o la singularidad.
Vicente Cantero, concejal de Cultura de Doña Mencía, ha valorado como “esfuerzo por el arte contemporáneo y sus diferentes disciplinas”,  el de  llevar adelante DMencia, que este año se suma al lema  “Nomadismos, Migraciones; sujeto y objeto del viaje”.
El comisario de la muestra, el pontanés Moisés Bedmar, en su segundo año gestionando artísticamente el evento, dio cuenta también de una serie de actividades paralelas a la exposición, como la proyección de la película “Nómadas”, poniendo el acento en el nomadismo y los procesos migratorios.