El consejero de Educación y Deporte informa en el Parlamento de que se adjudicó el mes pasado el servicio de comedor de 147 centros docentes por valor de 30,4 millones de euros

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha informado en el Parlamento de que la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) adjudicó el pasado 13 de enero el servicio de comedor escolar de 147
centros docentes a la empresa andaluza de restauración colectiva Hermanos González, incluyendo los 56 que a comienzos del curso fueron abandonados por la empresa COL-Servicol, y otros 91 cuyos contratos terminaron a finales de diciembre.
El expediente tiene un presupuesto de 30,4 millones de euros por un periodo de cuatro años más una posible prórroga de un año. De esta manera, ha asegurado el consejero “que gracias a estas licitaciones ya
están funcionado con normalidad todos los comedores escolares de Andalucía”.
Durante su intervención, el consejero ha indicado que quedaba pendiente de recuperar el servicio de otros 51 centros de los abandonados por Col-Servicol que lo han retomado entre mediados de enero y principios de
febrero. Así, hay que recordar que para asegurar la prestación del servicio en estos centros, la APAE había realizado ya con anterioridad otras dos licitaciones “que lamentablemente quedaron desiertas debido a la falta de
interés de las empresas del sector”.
Esta falta de interés, ha señalado el consejero, “es consecuencia del descenso del número de usuarios por la pandemia y, sin lugar a dudas, por la congelación del precio público en los últimos diez años”. Por ello, ha destacado que “este Gobierno ya está dando pasos para mejorar las condiciones de contratación”. De hecho, en la última licitación realizada se han incorporado diferentes modificaciones para impulsar la concurrencia y favorecer a las empresas.
Entre ellas, se ha ampliado el plazo de ejecución del contrato hasta cuatro cursos escolares, con posibilidad de un año de prórroga, y se están incluyendo cláusulas que cubren los gastos mínimos de personal, especialmente para los comedores de menos de 100 usuarios que son los que tienen más desequilibrio entre gastos fijos e ingresos por menús.