“Estoy ilusionado porque la gente responde, está dando la talla en tiempos difíciles”, dijo Juan Antonio Maldonado, del Banco de Alimentos Medina Azahara en Baena sobre la Gran Recogida.
Este año se puede hacer por Internet o en las cajas de los supermercados, entregando el dinero que cada uno desee, ante la imposibilidad de donar alimentos y tener contacto con los voluntarios, por las restricciones de la pandemia.
“Es algo más operativo porque eliminamos los transportes en la distribución y el almacenamiento y puede que el sistema haya venido para   quedarse porque está siendo positiva la experiencia.
Más de 30.000 euros se llevaban recogidos en un supermercado de la zona de Baena, según desveló Maldonado y un comercio ya ha donado, particularmente, 1.000 litros de leche.
21 millones de kilos en toda la provincia se recogieron en noviembre de 2019, lo que se espera transformar en dinero, e incluso mejorar ese guarismo. En esta Gran Recogida.