De lo imaginado a lo tangible, a la realidad. De lo ideal, a lo posible, a la realidad.

De vez en cuando sucede y ha sucedido. Se ha convertido en realidad, Ahora ya forma parte del recuerdo y de la historia, la que calla y todo conserva, hasta que los investigadores se encarguen de desempolvar. Es entonces cuando el pasado se hace presente, es entonces cuando el presente se convierte en pasado y surge de una forma espontánea y en el momento adecuado en el horizonte, el futuro.
Del origen y los pilares fundamentales de su historia a la esencia y su razón de ser, ahora tiene aún más sentido, ahora tiene otra razón de ser, ahora se busca porque forma parte de sus señas de identidad con aires renovados, pero con la misma finalidad con el mismo sentimiento cofradiero. La historia la que calla, la que otorga siempre vuelve.
Es lo que hemos vuelto a vivir desde el inicio del Centenario de la reorganización de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Santo Cristo del Calvario y Soledad de María Santísima que procesiona en la Semana Santa de Baena el viernes santo Noche.
Tan solo nos queda felicitar a sus hermanos, cofrades incansables que han visto como el legado de sus antepasados no ha caído en saco roto, que se sigue trabajando para mantener lo esencial, que las nuevas generaciones siguen aferradas a la tradición, que el tiempo no se ha encargado de borrar, pero que ellos la moldean y la adaptan a los nuevos tiempos.
Cien años de historia, cien años de trabajo, cien años de cambios y cambios en juntas de gobierno y directivas que han dado su fruto y han sembrado la semilla del verdadero espíritu cofradiero, desde la elegancia y la solemnidad que siempre impera en esta cofradía y en las cofradias que nunca han renegado de su origen y que siguen pensado que lo imaginado, lo ideal es posible y puede ser realidad.
Por lo tanto, tan solo queda seguir trabajando para seguir siendo cada día más auténticos, singulares, y sin perder los principios fundacionales, desde la flexibilidad que debe regir el estar a la altura de los nuevos tiempos. Hay todavía mucho trabajo por delante y su actual junta directiva lo sabe, por ello, quizás, deben seguir teniendo ese voto de confianza por un trabajo bien hecho y por todo el camino que queda por recorrer.
Enhorabuena