Un cabildo telemático de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Huerto y San Diego de Baena, habló de los actos de la Semana Santa de la entidad y dio cuenta de “un pequeño superávit”, según el hermano mayor José Vico, para pagar un pequeño débito”.
La  anunciada hace tres años nueva imagen  de Barrabás que se colocará en el paso de misterio de Jesús de la Ventana, no se presentará hasta 2022.
Una próxima reunión de cuadrilleros definirá las actividades, pero parece claro que el Miércoles Santo  se abrirá la iglesia de San Francisco para que se visiten las imágenes colocadas en el altar. Cada hermandad con su junta de gobierno tendrá un horario para entrar a la iglesia a esa visita.
Se haría, sin público, un “miniprendimiento”, según José Vico, “con tres o cuatro judíos, un sayón y la junta de gobierno”.
El miserere del Martes Santo será solo con misa en la conventual sobre las seis de la tarde.