La Hermandad de San Juan de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Baena ha celebrado la festividad de su titular, como cada 27 de diciembre, con una eucaristía y el reconocimiento público de los hermanos que llevan más de 25 años en la misma.
Jesús León Salas Rabadán, cuadrillero de la hermandad, ha dicho a Cancionero que, “este es un año atípico que ha impedido que los actos que celebra la hermandad no se realicen como en otras ocasiones y, aunque no ha habido acto protocolario de entrega de pin o insignias, si hemos mencionado a las personas que están haciendo historia en la hermandad.”
“Quizás lo más importante a destacar haya sido la celebración de la eucaristía a cargo de José Priego León, que ha tenido lugar en la Iglesia de San Bartolomé por primera vez desde que se vienen celebrando estos actos litúrgicos”, ha dicho el cuadrillero.
Jesús León Salas Rabadán ha insistido que “como consecuencia de la crisis sanitaria, la cercanía de la Iglesia conventual a la residencia y las recomendaciones que se nos han dado desde las instituciones y el obispado hemos optado porque la celebración de este acto tenga lugar en San Bartolomé.”
Cada 27 de diciembre, la Iglesia recuerda a San Juan Evangelista, quien tuvo la inmensa dicha de ser el discípulo más amado por Jesús. San Juan Evangelista al que se le considera patrono de la juventud. La hermandad no ha querido pasar esta efeméride y por ello en un marco distinto ha tenido lugar esta celebración contando con el visto bueno del consiliario y la cofradía.
El acto ha contado con la presencia del presidente de la Agrupación de Cofradías, Guillermo Iván Bernal y el Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Javier Valbuena, así como con gran aparte de miembros del cabildo de la cofradía.