Adela Ordóñez, la hermana mayor de la Muy Antigua y Venerable Cofradía de Nuestra Señora del Rosario de Luque, nos ha contado que tanto la bajada de la imagen desde su ermita a la parroquia de La Asunción del pasado 27 de septiembre, como el desfile procesional por las calles del pueblo del próximo día 7 de octubre, han sido suspendidos por la pandemia.
Se celebra desde hace tres días el novenario en la iglesia parroquial, que incluye hoy la ofrenda floral y mañana la Exposición del Santísimo.
El sábado habrá primeras comuniones y el domingo 4 termina la novena con un acto especial con la imagen de San Francisco.
El día grande, 7 de octubre, para abrir y cerrar la jornada, repique de campanas y lanzamientos de cohetes, con dos misas. Una a las 11 de la mañana y la “grande” por la tarde, en honor de la Señora.
“Que confíen en la Virgen, que no pierdan el entusiasmo porque todo va a ir bien gracias a ella”, ha sido el mensaje de la hermana mayor del Rosario de Luque a sus 200 hermanos  y al resto de luqueños devotos.
Cofradía que rinde culto a una talla del siglo XVII, con su niño en brazos, recientemente incorporado a la escultura.