La delegada de Inclusión Social apela a la solidaridad para que “todos los niños de centros de protección tengan el calor de un hogar”

La delegada de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Dolores Sánchez, ha presentado la campaña ‘Sólo quiero un hogar’, promovida por la Junta de Andalucía e impulsada por las asociaciones andaluzas Alcores, Aldaima, Apraf-a e Infania, con el objetivo de divulgar y concienciar sobre la necesidad de familias acogedoras que existe en Andalucía. Esta iniciativa pretende dar a conocer la importancia de la figura de la familia de acogida.
Dolores Sánchez ha destacado el trabajo que realizan estas asociaciones, así como las familias de acogida “para integrar a los niños que necesitan un hogar”. La delegada ha explicado que la Junta de Andalucía cuenta con una red de centros de protección de menores, pero ha matizado que “un hogar aporta un plus de calidez a los pequeños” y en este sentido, ha explicado que la Junta “trabaja para que cada vez más familias acojan a aquellos niños que lo necesitan”.
Sánchez ha informado que actualmente hay cerca de 80 menores que necesitan familias de acogida “con carácter urgente”. La provincia de Córdoba cuenta actualmente con 241 menores de edad en acogimiento familiar y 40 en guarda con fines de adopción, que se encuentran en 163 familias acogedoras y 34 familias en guarda con fines de adopción. Como ha señalado la delegada, el objetivo para este año es “ampliar al menos en 36 el número de familias en la provincia, para dar respuesta a las necesidades existentes en el momento actual”, sobre todo “aumentar el número de familias de urgencia para menores de 7 años, que acepten grupos de hermanos y acogimientos especializados para menores con necesidades específicas”.
La delegada ha apelado al “compromiso y sensibilidad porque las familias acogedoras de la provincia están cambiando la vida de estos menores de forma radical”. La responsable territorial se ha referido a la experiencia de estas familias cuyos testimonios reflejan igualmente el cambio vital que ha supuesto acoger a estos menores que lo necesitan y que han “vivido situaciones previas complicadas que son compensadas por el calor, cariño, cuidado y atención que demuestran las familias que los acogen”.

‘Sólo quiero un hogar’
Esta edición de la campaña ‘Sólo quiero un hogar’ está llevando a cabo actos en toda Andalucía donde el protagonismo lo tienen las familias de acogida y sus experiencias, testimonios de primera mano que lleguen a la población. Además, se están realizando presentaciones de la campaña para que el mensaje cale en todas las provincias, impulsando la divulgación a través de prensa y diferentes medios de comunicación.
Además de los testimonios de las familias, y la presencia de representantes de las instituciones, la campaña ha contado con la presencia y dinamización de influencers del ámbito social como Lorenzo Pérez) y María Ibáñez). En estos encuentros se ha contado con la presencia de familias acogedoras que han querido transmitir sus experiencias y descripciones de las difíciles realidades de los menores.
Las familias deben ser valoradas para obtener la idoneidad. El primer paso es informarse a través de la web de la campaña ‘Sólo quiero un hogar’, (www.soloquierounhogar.org) donde el usuario encontrará todos los datos de cada una de las provincias, así como lo necesario para la formalización del proceso. Los interesados pueden informarse igualmente en la Delegación territorial de Inclusión Social correspondiente. Posteriormente, se procede a un curso de formación breve donde se explica en qué consiste el acogimiento familiar, sus modalidades, así como cuestiones a tener en cuenta sobre los niños y niñas en acogida. Finalmente, se realiza un estudio psicosocial que incluye entrevistas sobre la situación personal y sanitaria de las personas solicitantes, sus motivaciones o capacidades. Incluye igualmente visitas al domicilio de la futura familia acogedora. Todas las personas interesadas en el proceso de acogimiento familiar encontrarán testimonios de familias andaluzas que ya lo han hecho, así como la información anteriormente mencionada en la web: www.soloquierounhogar.org.
Las organizaciones andaluzas Aldaima, Alcores, Apraf-a e Infania se han unido para la puesta en marcha de la compaña ‘Solo quiero un hogar’ con la que pretenden concienciar y difundir la importancia del rol de familias acogedoras, ya que aproximadamente 2.000 niños y niñas requieren con urgencia de este tipo de ayuda en la comunidad.
Las familias acogedoras son familias solidarias que cuidan a estos niños y niñas el tiempo que necesitan mientras su familia biológica no puede hacerlo. De esta manera, se evita que los menores tengan que crecer en centros de protección. El acogimiento familiar es, por tanto, una medida temporal. Mientras, la familia biológica puede solucionar los problemas que tiene para que sus hijos e hijas puedan volver a la que siempre fue su casa. Si esto no ocurre, se pone en marcha un protocolo para buscar otra medida de protección más estable.
El proceso legal y administrativo que gestiona los acogimientos familiares prioriza siempre que los perfiles de familias acogedoras puedan atender lo mejor posible las diversas necesidades de cada niño o niña. Además, hay varias modalidades diferentes de acogimiento, de urgencia, temporal y permanente. El acogimiento familiar puede tener un impacto radicalmente positivo en estos menores y cambiar sus condiciones de vida en su presente y futuro.