Estos documentos, que impulsa la Consejería de Igualdad a través del IAM, buscan perfeccionar la asistencia y la coordinación

El Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto de mejora de la respuesta institucional de la Junta de Andalucía ante las violencias machistas, una iniciativa que impulsa la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, a través del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). Para ello elabora, desde el inicio de la legislatura, diez nuevos protocolos de actuación que tienen como objetivo garantizar la atención a las víctimas de violencia de género de forma coordinada entre la Administración andaluza, entes locales y agentes sociales, así como delimitar los ámbitos de actuación en las diferentes situaciones de violencia hacia las mujeres.
El documento sostiene que “a pesar de los grandes avances normativos conseguidos en los últimos años, la violencia contra las mujeres continúa siendo una triste realidad que afecta a miles de mujeres en Andalucía” y destaca que “en esta legislatura se han consolidado, garantizado y reforzado las estructuras de atención a las mujeres en todo el territorio andaluz, prestando especial atención en la aplicación de un enfoque interseccional de las políticas puestas en marcha, la actuación frente a todas las violencias machistas, así como la protocolización y cooperación entre instituciones, administraciones y agentes sociales”.
Con estos protocolos de actuación se viene a solventar un problema de base relacionado con la coordinación de recursos, y se pretende con ellos que la actuación sea más eficaz y eficiente, con el objeto de garantizar la prevención, la atención eficaz y personalizada, y la recuperación de las mujeres y menores que se encuentran en situación de riesgo o que son víctimas de la violencia de género. Dichos protocolos han tenido un coste de 127.051,37 euros entre las dos anualidades en las que se han desarrollado y elaborado -2020 y 2021- y se han financiado con fondos de la Conferencia Sectorial de Igualdad.
El proyecto de mejora de la respuesta institucional de la Junta de Andalucía ante las violencias machistas se articula en tres bloques diferenciados, pero complementarios. Por un lado, están los protocolos para mejorar la atención desde un enfoque interseccional, entendiendo por interseccionalidad la situación de discriminación múltiple en que una mujer padece formas agravadas y específicas de discriminación por razón de clase, etnia, religión, orientación o identidad sexual, o discapacidad. Dentro de este bloque se han incluido el Protocolo de atención específico para mujeres gitanas víctimas de violencia de género, el Protocolo de atención específico para mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género y el Protocolo de atención específico para mujeres mayores víctimas de violencia de género.
El segundo bloque es el de los protocolos para perfeccionar la asistencia, a través de la atención especializada a fin de garantizar la no victimización de las mujeres y la eficacia en la prestación de los servicios. Dentro de esta sección se han incluido el Protocolo para evitar la victimización secundaria en mujeres víctimas de violencia de género, el Protocolo para evitar la victimización secundaria en menores (hijas e hijos) víctimas de violencia de género y el Protocolo para la atención especializada de las víctimas de violencia de género desde el trabajo social.
Por último, se encuentro el bloque de los protocolos para mejorar la coordinación interinstitucional dentro de las diferentes consejerías de la Administración de la Junta de Andalucía, a través de documentos específicos de actuación y redes de cooperación con administraciones públicas e instituciones con competencias en la materia, con el objetivo de contribuir a la prevención, atención y erradicación de la violencia contra las mujeres, así como facilitar de este modo a las víctimas el acceso a las diferentes ayudas y recursos.
Dentro de este apartado se han incluido el Protocolo de respuesta pública de la Junta de Andalucía ante las violencias machistas, el Protocolo de coordinación entre los servicios especializados de violencia de género del Instituto Andaluz de la Mujer y el sistema sanitario público de Andalucía, el Protocolo de coordinación entre los servicios especializados de violencia de género del Instituto Andaluz de la Mujer y de la Administración de Justicia y el Protocolo para la integración de la perspectiva de género en los servicios de atención a la infancia que pueden atender a víctimas de violencia de género.
El documento destaca que “todos estos protocolos persiguen una serie de objetivos claros, relacionados con la mejora de la gestión, atención y coordinación de recursos para dar una mejor respuesta a las víctimas, a través de la organización de los recursos existentes, y el perfeccionamiento de los mismos con itinerarios concretos de actuación, sensibilización y formación especializada”.
A este respecto, insiste en que, “en este proyecto, tanto los documentos desarrollados como las formaciones y acciones que acompañan a cada protocolo, suponen una traducción del compromiso del Gobierno andaluz para dar pasos certeros hacia una Andalucía igualitaria y libre de violencias machistas”.