PostHeaderIcon Se abren los incentivos para la rehabilitación energética de edificios en municipios de hasta 5.000 habitantes

La Agencia Andaluza de la Energía gestiona este programa, que cuenta con 5,4 millones de euros para actuaciones en cubiertas, fachadas, ventanas, mejoras en la iluminación y generación térmica con renovables
Ciudadanos, comunidades de vecinos, ayuntamientos y entidades locales, empresas propietarias o arrendatarias de edificios de cualquier uso, empresas explotadoras y de servicios energéticos, comunidades de energías renovables y ciudadanas de energía o diputaciones provinciales, entre otros, pueden solicitar ya las ayudas del PREE 5000, el Programa de Rehabilitación Energética para Edificios construidos antes de 2007 que se sitúen en alguno de los 544 municipios andaluces de hasta 5.000 habitantes considerados en el Reto Demográfico, y cuyo listado puede encontrarse en la página web de la Agencia Andaluza de la Energía, la entidad gestora del programa.
Dotado con 5,4 millones de euros de presupuesto procedentes de fondos europeos Next Generation, la finalidad de esta nueva línea de ayudas es la mejora de la calificación energética (con el cambio de al menos una letra), y una reducción del consumo de energía primaria no renovable en un mínimo de un 30% en edificios de cualquier uso (administrativo, deportivo, sanitario, docente, cultural, etc.) y en residenciales y viviendas.
Para conseguir esta transformación del sector de la edificación, el programa incentiva tres tipologías de actuaciones. En primer lugar, las de mejora de la eficiencia energética en la envolvente térmica como por ejemplo proyectos de aislamiento en fachadas, cubiertas, sustitución de las carpinterías exteriores y vidrios por otros de comportamiento más eficiente energéticamente, incorporación de protecciones solares, etc.
En segundo lugar, apoya también acciones de mejora de la eficiencia energética en instalaciones de iluminación, mediante la renovación tanto de los puntos de luz como de los sistemas de regulación y control, telegestión y sistemas de monitorización de las instalaciones.
La tercera tipología de proyectos incentivables consiste en la sustitución de energía convencional por instalaciones de generación de energía térmica de origen renovable para producción de agua caliente sanitaria, calefacción, refrigeración y/o climatización de piscinas, siendo subvencionables diversas tecnologías como la energía solar térmica (tanto instalaciones solares nuevas como rehabilitaciones o ampliaciones de instalaciones existentes), la energía geotérmica o la biomasa, prestando especial atención en los casos que utilicen biomasa a la incorporación de un sistema de intercambio de humos/agua.
También se incluyen instalaciones de aerotermia, hidrotermia y otros sistemas de ventilación natural y forzada, de enfriamiento gratuito por aire exterior o sistemas evaporativos, entre otros.

Intensidades de las ayudas
Para el cálculo de las intensidades de las ayudas incluidas en este programa se tiene en cuenta la suma de una ayuda base, que dependerá de si se actúa sobre un edificio completo o una parte de él, más una ayuda adicional.
De esta forma, la ayuda base de las actuaciones que se realicen en edificios completos (opción A), variará entre el 20% y el 50% según la actuación, mientras que las que se ejecuten sobre una o varias viviendas o locales del mismo edificio (opción B) oscilarán entre el 20% y el 40%.
A esta ayuda base se le puede sumar una ayuda adicional que va a depender de tres criterios: su carácter social, de eficiencia energética y actuación integrada. Así, los edificios calificados de protección pública que acojan a colectivos vulnerables y afectados por pobreza energética contarán con una ayuda adicional de hasta el 15% por criterio social.
El criterio de eficiencia energética se aplicará cuando los edificios obtienen una clase energética A o B en la escala de CO2 o bien mejoren en dos letras su calificación energética de partida, pudiendo obtener entre un 5% y un 15% de ayuda adicional.
Por último, como actuaciones integradas se entienden combinaciones de medidas, siempre y cuando una de ellas sea sobre la envolvente térmica y consiga una reducción de la demanda global en calefacción y refrigeración igual o superior al 30%, oscilando las ayudas entre un 5% y un 25% adicional, en función del tipo de actuación que se combine.
La Agencia Andaluza de la Energía (entidad adscrita a las Consejerías de la Presidencia, Administración Pública e Interior y de Hacienda y Financiación Europea) publicó el pasado 29 de octubre de 2021 la convocatoria para Andalucía de este programa de incentivos regulado por medio del Real Decreto 691/2021, de 3 de agosto, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que está incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, cuyas ayudas pueden solicitarse hasta el 31 de diciembre de 2023 o hasta el agotamiento de los fondos.
La tramitación de los incentivos es 100% telemática y debe realizarse por los propios beneficiarios, ya que no hay empresas colaboradoras ni adheridas en este programa.

Ejemplos de actuaciones
Un centro educativo que mejore el aislamiento de sus cubiertas, sustituya las ventanas y ponga una instalación de aerotermia para climatización, consiguiendo un salto de calificación energética de D a B, conseguiría una ayuda del 85% en la inversión correspondiente a la mejora de aislamiento y renovación de ventanas y de un 50% en la inversión realizada en la instalación de climatización.
Las viviendas unifamiliares con una calificación energética C, por ejemplo, pueden hacer una reforma completa insuflando aislamiento de celulosa en las fachadas, colocando ventanas de carpintería metálica con rotura de puente térmico y doble acristalamiento, elementos de sombra y una cubierta ventilada. Si además deciden implementar una caldera de biomasa, instalando un suelo radiante y un equipo centralizado de aerotermia para sustituir las bombas normales de aire acondicionado, la vivienda logrará una calificación energética A. Al tratarse de una intervención completa en vivienda unifamiliar (opción A) el incentivo para la actuación de mejora de la envolvente sería del 90% y para la inversión en la instalación de generación térmica, de un 55%

 

PostHeaderIcon Más de 460 empresas cordobesas están obligadas a poner en marcha Planes de Igualdad

Empleo y el IAM ponen a disposición de estas firman recursos para ayudarles en el desarrollo y tramitación de estos planes  

El delegado de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Ángel Herrador, y la asesora de programas del IAM, Lourdes Arroyo, han presentado la obligatoriedad de elaborar Planes de Igualdad en las empresas de más de 50 trabajadores. En 2019, el Gobierno estatal cambiaba la norma que hasta entonces solo debían cumplir las compañías de más de 250 empleados. Con ese cambio se abrió un periodo escalonado de adaptación: las empresas de 150 a 250 personas trabajadoras tenían un año (2020); las de 100 a 150 personas en su plantilla, dos años (2021); y por último se fijaron tres años, para las empresas de cincuenta a cien personas trabajadoras. Este plazo cumple el próximo 7 de marzo de este año.
Herrador ha explicado que la intención con esta rueda de prensa “no es poner el foco en el tema sancionador, que también, sino principalmente en recordar, incidir y fomentar la necesidad de la puesta en marcha de estos planes de igualdad que buscan identificar los retos en este ámbito en los centros de trabajo mediante un diagnóstico, como puede ser la brecha salarial o el llamado ‘techo de cristal’, y ponerles solución a través de medidas concretas”. En la provincia están afectadas por esta norma 463 empresas que dan empleo a 83.289 personas.
El responsable territorial ha incidido en que la elaboración de estos Planes de Igualdad “no sólo implica un mero cumplimiento de la normativa para evitar una sanción administrativa tipificada como infracción grave, sino que debe ser vista como una oportunidad de cualquier empresa para poder mejorar su eficiencia y posicionamiento en el mercado a un medio y largo plazo con una mínima inversión”. Y ha añadido que además, las empresas que suelen optar a subvenciones o contratos con las administraciones públicas, “deben saber también que a la hora de valorar sus solicitudes se puntúa muy favorablemente que cuenten con Planes de Igualdad”.
Por su parte Lourdes Arroyo, ha informado que “el Instituto Andaluz de la Mujer tiene entre sus compromisos apoyar a las empresas en el cumplimiento con la legislación laboral, de manera que la integración de la igualdad sea una realidad y una práctica que progresivamente forme parte de la gestión de todas las empresas de Andalucía”. Para ello cuentan con el Servicio de Asesoramiento e Información a Empresas en Igualdad (Equipa), ha continuado Arroyo, quien ha concretado que este servicio se crea “para dar precisamente respuesta a la demanda de las empresas en materia de igualdad y ofrece asesoramiento técnico experto en el diseño de medidas y planes de igualdad, así como formación especializada en gestión empresarial desde la perspectiva de género, promoviendo entornos laborales libres de discriminación”.
La responsable del IAM en Córdoba también ha hecho referencia a la Marca andaluza de excelencia en igualdad, “creada con el objetivo de incentivar las iniciativas empresariales que promueven la igualdad de género y mejoras en la calidad del empleo de las mujeres. Este distintivo, el primero de este tipo en Andalucía, se representará mediante un logotipo y llevará consigo la entrega de una acreditación. La convocatoria para su concesión será de carácter anual”.
Cualquier empresa que desarrolle su actividad en Andalucía, ya sea persona física o jurídica, con independencia de que su capital sea público o privado, podrá optar a este reconocimiento. Las empresas candidatas tendrán que acreditar haber realizado un diagnóstico de situación para la elaboración de un plan de igualdad, estar inscrita en el registro de Planes de Igualdad, que dicho plan se haya negociado, y en su caso acordado, con la representación legal de las personas trabajadoras y comunicado a toda la plantilla; además de contar con medidas para prevenir y hacer frente al acoso sexual y por razón de género y haber iniciado al menos tres acciones del plan efectivamente.

Elaboración y registro de Planes de Igualdad

El delegado de Empleo ha contado que el cambio en la norma también establecía la obligación de registrar estos Planes de Igualdad, “registro sobre el que tenemos competencias en las delegaciones territoriales. Desde la puesta en marcha de este registro en 2019 se han tramitado la inscripción de 40 Planes de Igualdad en Córdoba, de los cuales 27 están registrados, cinco en tramitación y 8 desestimados. Estos planes de igualdad afectan en la provincia a 5.072 trabajadores, el 45% mujeres”. 
Herrador ha apuntado también que los planes desestimados, “no se han aprobado fundamentalmente por carecer de legitimación en la representación de los trabajadores que han formado parte de la Comisión Negociadora. La normativa actual marca como requisito representación legal, bien por comité de empresa, bien por delegado de personal. Si la empresa no contara con ninguno de estos dos órganos puede acudir a las organizaciones sindicales representativas de su sector o convenio para que sean ellas quienes les representen en la elaboración de ese plan”.
Con el fin de dotar de una mayor importancia a la elaboración de estos proyectos de equidad de género, se fija como una infracción grave, cada año más perseguida por la autoridad laboral, con multas desde 751 a 7.500 euros.

 

PostHeaderIcon Igualdad ha ejecutado 150 millones de euros de la Estrategia ERACIS para zonas desfavorecidas

Gracias al programa, la Junta ha facilitado un itinerario sociolaboral a más de 33.000 personas en situación de exclusión social

El Consejo de Gobierno ha conocido el informe presentado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación sobre el balance de la gestión de la Estrategia Andaluza para la Cohesión y la Exclusión Social, Intervención en Zonas Desfavorecidas (ERACIS) donde se destaca la ejecución de 150 millones de euros de los 169,5 que contempla este programa entre los años 2017 y 2022. Asimismo, se informa de la puesta en marcha de más de 33.000 itinerarios sociolaborales para personas en situación o riesgo de exclusión social durante estos tres años.
La Estrategia ERACIS tiene el objetivo de mejorar la calidad de vida de más de 914.000 personas de zonas desfavorecidas de toda Andalucía. Con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, para este periodo de años se está actuando en 95 áreas de 61 municipios andaluces, que se han seleccionado teniendo en cuenta indicadores como la tasa de paro, la población migrante, la prestación de servicios públicos educativos y sanitarios y la existencia de problemas de seguridad y convivencia, entre otros.
Para ello, se está trabajando mediante un sistema de coordinación de los diferentes programas públicos y privados de apoyo al desempleo que ha permitido enlazarlos a través de itinerarios personalizados de inserción sociolaboral que sitúa a las personas en su momento vital, su situación familiar y los recursos a su disposición en el centro de la intervención.
El primer objetivo del programa era alcanzar, al menos, 27.807 itinerarios a través de los correspondientes registros de cuestionarios de participantes. Sin embargo, las actuaciones puestas en marcha han rendido unos resultados sensiblemente mejores, superando los 33.000 itinerarios, gracias al trabajo en red de los servicios sociales comunitarios con entidades del tercer sector que ha permitido la construcción de un sistema coordinado de intervención y que va a culminar con la publicación de la Guía de procedimientos e instrumentos.
Este enfoque ha supuesto una novedad en el ámbito de los servicios sociales comunitarios gracias a una reingeniería de los procesos de intervención social. Se trata de una apuesta de la Administración andaluza por formas innovadoras en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, valorando la participación activa de los sujetos y actores implicados, desde la ciudadanía al tercer sector, las empresas o las administraciones.
Este mismo enfoque se corresponde con la próxima puesta en marcha, por parte de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, del Ingreso por la Infancia y la Inclusión (IPII), una ayuda que supera el concepto único asistencialista de la Renta Mínima de Inserción Social que, además, es incompatible con el Ingreso Mínimo Vital. El IPII, sin embargo, complementará la ayuda estatal y dará cobertura a los colectivos que ha dejado excluidos.
Por otra parte, Igualdad ya está trabajando para extender la Estrategia ERACIS a otras zonas afectadas por el Covid-19. Este esfuerzo permitirá no solo mantener las actuaciones en zonas desfavorecidas, sino redimensionarlas y extenderlas a otros territorios que presentan indicadores de especial vulnerabilidad agravados por la crisis sanitaria.
Esta propuesta de Línea Estratégica de Actuación para el Programa Operativo Regional de Andalucía del Fondo Social Europeo 2021-2027 contempla otras actuaciones como la actualización de los indicadores o la dotación de personal a las oficinas técnicas de coordinación de la Estrategia en cada una de las ocho provincias andaluzas.
Adicionalmente, la Consejería de Igualdad va a proponer complementar la intervención en la ERACIS con un nuevo programa de apoyo socioeducativo dirigido a la infancia más vulnerable de estas zonas.

Con la participación de 48 entidades locales
En la ERACIS participan en la actualidad un total de 48 entidades locales que han formulado y están ejecutando sus propios planes de forma participada. Estos planes contemplan distintos tipos de actuaciones confluyentes, diseñadas y realizadas con un enfoque integral y comunitario, con el objetivo de mejorar la inserción de las personas en situación o riesgo de exclusión social a través de la activación de itinerarios integrados y personalizados de inserción de manera que se facilite a las personas residentes en zonas desfavorecidas el acceso a los sistemas de protección social.
Para ello, existen dos líneas de subvenciones. La Línea 1 contempla el diseño y elaboración de los planes locales. Y la Línea 2 se compone de subvenciones con carácter plurianual para la implantación y el desarrollo de las estrategias locales. Gracias a ello, las entidades locales han contratado a más de 1.000 profesionales en el ámbito de los servicios sociales comunitarios.
Además, la ERACIS tiene una Línea de subvenciones destinadas a entidades privadas y organizaciones sin ánimo de lucro del tercer sector, en régimen de concurrencia competitiva, al objeto de cooperar en la implantación y desarrollo de las acciones llevadas a cabo por las entidades locales a través de los planes de intervención en las zonas desfavorecidas.
En su primera convocatoria para los años 2019 y 2020, 81 entidades beneficiarias desarrollaron 165 proyectos aprobados, Y en la segunda, para los ejercicios 2021 y 2022, 93 organizaciones han comenzado a trabajar en 194 proyectos. En el marco de ambas convocatorias, se alcanzan más de 600 contrataciones de profesionales entre las que se encuentran, fundamentalmente, del ámbito de la psicología, educación social y trabajo social.

 

PostHeaderIcon Andalucía empleará 373 millones de euros de los Next Generation para actuar en 33.000 viviendas

Esta inversión generará 24.000 empleos directos en el sector de la construcción y reducirá 100.000 toneladas de emisiones

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha presentado el Plan Ecovivienda, por el que ejecutará 373 millones de euros de los fondos Next Generation de la Unión Europea para actuar en 33.000 viviendas en Andalucía, tanto para rehabilitación del parque residencial como para construcción. La inversión, que beneficiará a 100.000 andaluces, generará 24.000 empleos directos en el sector y reducirá las emisiones de CO2 a la atmósfera en 100.000 toneladas, el equivalente al que emiten 45.454 coches.
Andalucía recibirá, por una parte, 200 millones para el programa de rehabilitación, con el que se mejorarán 29.210 inmuebles. Esta inversión se reparte en cinco bloques. En primer lugar, un programa de ayudas a la rehabilitación de barrios dirigido a los ayuntamientos para viviendas públicas o privadas, con 60 millones de euros. También se recogen 6,4 millones de euros para la creación de oficinas de rehabilitación que actuarán como ventanillas únicas para facilitar la tramitación de las subvenciones con la colaboración de colegios profesionales. Asimismo, se elaborará un libro del edificio para la rehabilitación y la redacción de proyectos de rehabilitación, con 7,5 millones.
Igualmente, existen dos importantes líneas que tienen como objetivo rehabilitar y mejorar la eficiencia energética de las viviendas en, al menos, un 30% y, con ello, reducir las emisiones en el parque residencial, que es el responsable del 13% de las emisiones de CO2 en Andalucía: el programa de rehabilitación de edificios y viviendas, con 74 millones de euros, y el programa de mejora de la eficiencia energética en viviendas, con 52 millones.
Con estas partidas, se ayudará a las familias a mejorar el aislamiento en fachadas y cubiertas, instalar sistemas de energías renovables como placas fotovoltaicas, placas solares para agua caliente, aerotermia o calderas de biomasa, y cambiar ventanas o sistemas de iluminación. Además, las subvenciones cubren obras de conservación y accesibilidad. Este plan se enmarca dentro de la Revolución Verde puesta en marcha por el Gobierno andaluz para que las políticas de sostenibilidad lleguen a miles de viviendas andaluzas. Con estas medidas, además, las familias podrán ver reducida su factura de la luz en un 50%.
Para agilizar la concesión de las ayudas ya están tramitándose las convocatorias para que los andaluces puedan solicitarlas a partir de esta primavera. La Consejería de Fomento contará para ello con aplicaciones informáticas que simplificarán la tramitación 'online', además de las ya mencionadas oficinas de rehabilitación, que actuarán como ventanillas únicas, para atender a todos los solicitantes.
3.000 nuevas viviendas
Además, el Plan Ecovivienda contará con una partida de 173 millones de euros de los Next Generation que permitirá la construcción de otras 3.000 viviendas sobre suelos de titularidad pública. Estas viviendas en alquiler a precio asequible se sumarán a las otras 3.000 que la Junta de Andalucía ya ha promovido en esta legislatura gracias al programa de Fomento del Alquiler, con 80 millones de euros en subvenciones para promotores públicos y privados para viviendas con precios de 200 a 400 euros al mes. De hecho, el Consejo de Gobierno ha autorizado también una subvención de casi cinco millones de euros para la construcción de 234 viviendas en el Parque Nueva Granada de la capital, donde esta misma empresa levantará otro bloque con 122 pisos gracias a este programa del Plan Vive en Andalucía. En paralelo, se ha realizado un esfuerzo inversor en la rehabilitación de viviendas, con 118 millones de euros en 13.700 hogares.
Todas estas inversiones forman parte de la línea de trabajo recogida en el Plan Vive en Andalucía de vivienda, rehabilitación y regeneración urbana 2020-2030. El Consejo de Gobierno ha aprobado la introducción de varios cambios en el plan, como el aumento de la participación de los ayuntamientos en la Comisión de Seguimiento y Participación del Plan (de uno a dos vocales) o la modificación del número de veces del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) que determina los ingresos familiares máximos para el acceso a las viviendas protegidas de régimen especial, que pasa de 2,5 a 3 veces para que puedan acceder a estas viviendas un mayor número de familias.
También se ha autorizado otra modificación que contribuirá a la lucha contra la ocupación ilegal: se establece como requisito para acceder a una VPO que las futuras personas beneficiarias no hayan sido condenadas o sancionadas por ocupaciones ilegales de viviendas, ni en la vía penal ni en la civil o la administrativa. Sólo se prevén excepciones para familias en circunstancias de vulnerabilidad avaladas por los servicios sociales. Esta medida tendrá un efecto disuasorio y se reducirán las ocupaciones en la comunidad, donde ya se han puesto en marcha medidas para atender a los afectados dentro de las limitadas competencias que ostenta la Junta de Andalucía en este aspecto

 
Página 1 de 130