El delegado de Agricultura destaca la agilidad de estos pagos en un momento crítico para el sector

La Junta de Andalucía ha abonado 191 millones de euros correspondientes a la Política Agraria Comunitaria (PAC) a unos 38.000 agricultores y ganaderos de la provincia, según ha informado el delegado de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Acosta.
En concreto, recientemente se ha abonado el segundo anticipo que ha beneficiado a 943 profesionales por un importe cercano a los 5,76 millones de euros. Las principales partidas han sido las del pago verde, con un 53%, y las del pago básico, con un 41%. “El objetivo”, ha señalado el delegado, ha sido “no dejar atrás a aquellos agricultores que no pudieron beneficiarse del cobro de octubre porque los resultados de control por monitorización no se habían recibido a fecha del primer pago del anticipo”.
Acosta ha destacado la “agilidad con la que se han realizado los pagos dado el montante gestionado, en un momento crítico para los productores aquejados por circunstancias como el déficit hídrico estructural, el incremento del precio de la energía, o el aumento del coste de los insumos tales como abonos, fitosanitarios o piensos”.
El ejercicio de pago de estas ayudas comienza el 1 de diciembre, pero la Unión Europea permite anticipar pagos desde el 16 de octubre de cada año. Como ha explicado el delegado, “la Junta de Andalucía realiza un esfuerzo importante para pagar este anticipo con las entidades reconocidas, como cooperativas, organizaciones profesionales agrarias y entidades financieras”. En esta campaña han sido 46 las gestoras de expedientes en la provincia, con un importe medio por agricultor cercano a los 5.000 euros.
El delegado ha especificado que el adelanto de las ayudas se refiere al pago básico, pago verde, pequeños agricultores, jóvenes, ayudas asociadas, vacuno, ovino y caprino. De entre ella, destaca especialmente el pago básico, con casi 118,8 millones de euros, y el pago verde, referido a prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente, con 59,4 millones de euros. Por su parte, las ayudas para jóvenes agricultores alcanzan los 856.032 euros y las del régimen de pequeños agricultores ascienden a 1,79 millones de euros. Acosta ha matizado que la razón por la que hay ayudas que se pagan más tarde es porque “presentan requisitos que no se pueden verificar en este momento, como las entregas mínimas de algodón”.
Respecto a la ganadería, las ayudas para explotaciones que mantienen vacas nodrizas ascienden a 2,91 millones de euros, las de vacuno de leche a más de 2,63 millones, mientras que las de ganado ovino alcanzan los 3,78 millones. Por su parte, las de caprino llegan a los 157.176 euros.
Por último, las ayudas a los cultivos proteicos y a los frutos de cáscara y algarrobas alcanzan los 775.422 euros.
Como ha indicado el delegado, las ayudas de la Política Agraria Común “son un pilar esencial para la agricultura y la ganadería cordobesas, un apoyo sin el cual no sería viable la producción primaria en la provincia”.
Las ayudas directas y otros apoyos básicos se canalizan en su mayoría a través de la solicitud única de la PAC que anualmente realizan los agricultores cordobeses, que durante todos los años cuentan con la ventanilla abierta antes del verano.