Los aceites de Cortijo de Suerte Alta S.L., la S.C.A.O. Cooperativa de San Isidro y S.C.A.O. Cooperativa de Guadalupe han resultado los ganadores de los Premios a la calidad de la denominación de origen Baena, que este año han celebrado su vigésima novena edición. En el mismo evento se ha producido el hermanamiento con la DO Arroz de Valencia, además de otros reconocimientos a profesionales de reconocido prestigio.
Los miembros del jurado han indicado el altísimo nivel de los aceites de virgen extra presentados. Han destacado su gran complejidad, la riqueza de matices, y una personalidad diferenciadora, con singularidad dentro de la propia denominación de origen.
En la categoría de Frutado Verde Amargo han destacado por ser intensos, clorofílicos y llenos de matices a hierba verde, tomatera, frutas del bosque, especias y hortícolas. Así el primero de esta clasificación es el Cortijo de Suerte Alta S.L., y Sucesores de Hermanos López.
Respecto a los Frutados Verdes No Amargo, las hierbas aromáticas han sido especialmente protagonistas de esta edición, destacando entre ellas la hierbabuena, el hinojo y nenúfar así como fruta como la manzana, pera, piel de plátano y almendra verde. Aquí ha sobresalido la S.C.A.O.  Nuestra Señora de Consolación, y en segundo lugar la cooperativa de S.C.A.O.  Nuestra Señora de Guadalupe.
Los Frutados Maduros, que son más complejos, han sido especialmente armoniosos y recordaban a frutas maduras mediterráneas con toques especiados. En esta línea ha resultado ganador el aceite de la S.C.A.O. Cooperativa de San Isidro, seguido de la S.C.A.O. Germán Baena.
Ante todo esto, Javier Alcalá de la Moneda, presidente de la DO Baena, ha calificado la edición de “muy especial”, máxime cuando “es la primera que se ha celebrado dentro de la ‘normalidad’ dentro de la pandemia”. Esta situación que nos ha permitido ‘sentir en piel propia la emoción que destilan estos premios pues se conoce las claves de las muestras ganadoras en el mismo momento que se están entregando”.

Hermanamiento con la DO Arroz de Valencia

En el transcurso del acto se ha producido un hermanamiento de la DO Baena con la la DO Arroz de Valencia, que de esta manera se suma a un importante número de prestigiosísimas denominaciones de origen y organizaciones de productores de productos selectos que ya han estrechado sus lazos de fraternidad gastronómica.
Un gesto de amistad permanente que viene a potencia la importancia transversal del AOVE, las buenas relaciones de nuestra DO y que augura un futuro de importante de sinergias y colaboraciones.
También se ha reconocido al Panel del Laboratorio agroalimentario de Atarfe cuya colaboración de años valora este consejo regulador en la formación y entrenamiento de sus panelistas. Lo hace más especial que la distinción haya sido recogida por Hipólito García Tolero, uno de los pioneros en el análisis sensorial, y que fue director de institución.
Asimismo, también se ha distinguido a Manuel María Alejandre, presidente del Aula del vino de Córdoba. Impulsor de los premios Mequita, y un profesional que siempre ha prodigado las bondades del Virgen Extra, especialmente en celebraciones el aceite de oliva Virgen Extra de la DO Origen Baena siempre ha tenido un protagonismo especial.
Los aceites de Oliva Virgen Extra de la Denominación de Origen de Baena reconocidos en esta vigésimo novena edición son:

CATEGORIA FRUTADO VERDE AMARGO
Primer Premio: Cortijo de Suerte Alta S.L.

Segundo Premio: Sucesores de Hermanos López.

CATEGORÍA FRUTADOS VERDES NO AMARGOS
Primer Premio: S.C.A.O.  Nuestra Señora de Consolación

Segundo Premio: S.C.A.O.  Nuestra Señora de Guadalupe.

CATEGORÍA FRUTADOS MADUROS
Primer Premio: la S.C.A.O. Cooperativa de San Isidro

Segundo Premio: S.C.A.O. Germán Baena.