Pedro Bellón Fernández  falleció a la edad de 86 años. Durante casi dos décadas presidió la Cooperativa Nuestra Señora de Guadalupe, hasta que este pasado marzo dejó el puesto en manos de Javier Alcalá.
Bellón también estuvo al frente hasta ahora de la Caja Rural de Baena, integrada desde hace una década en el Grupo Solventia.
Bajo su mandato, la entidad financiera puso en funcionamiento su sede central el 25 de mayo de hace diez años. Entonces aseguró que era una empresa que no crecía  por crecer sino para dar servicio a los clientes. También abrió nueva sucursal en Baena y otra en Castro del Río, además de impulsar la Fundación Caja Rural.
Y de su mano, la cooperativa de Guadalupe construyó una de las almazaras más grandes de Europa, inaugurada el 23 de septiembre de 2011 con una inversión cercana a los 10 millones de euros para “seguir en el negocio mirando el futuro”.
Se da la desgraciada circunstancia de que el gerente de la cooperativa, Víctor Amores, que trabajó codo con codo con Pedro Bellón, también falleció hace dos meses.
Su funeral se oficiará mañana al mediodía en la parroquia de Santa María la Mayor.