La Asamblea de la Asociación, formada por 10 países y presidida por la española AEMO, aprueba por unanimidad una declaración donde se lamenta de la clasificación “C” para los aceites de oliva según Nutri-Score y pide que se rectifique dados los valores saludables demostrados y publicados de la grasa más sana de todas conocidas.

El lunes 21 de diciembre, la Asociación Española de Municipios del Olivo, AEMO, en la persona de Ana Mª Romero, presidió esta Asamblea que se celebró de forma telemática. En ella, además de los puntos preceptivos de aprobación de presupuestos, plan de actividades o convocatoria un año más del Premio al Mejor Olivo del Mediterráneo, se debatió sobre el sistema de etiquetado Nutri-Score adoptado por varios países europeos y que España tiene prevista su adopción el próximo año.
A este respecto la Asamblea ha aprobado una Declaración mediante la cual se solicita la letra “A” (verde oscuro) y máxima categoría nutricional para el aceite de oliva virgen extra y aceite de oliva virgen, y la letra “B” (verde claro) para el aceite de oliva a secas.
Para ello en la declaración se argumenta que los beneficios que los aceites de oliva vírgenes para la salud son bien conocidos y están documentado científicamente debido su favorable composición de ácidos grasos (donde destacan los monoinsaturados) y su alto contenido en antioxidantes naturales (como son los polifenoles). Siendo así su consumo ha sido reconocido por la EFSA (European Food Security Agency) que autoriza la incorporación en el etiquetado de tres alegaciones saludables relativas a la disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares, la disminución del estrés oxidativo y fuente de vitamina D.
Por todo lo anterior en el sector del aceite de oliva estamos extraordinariamente alarmados ya que el Nutri-Score califica el aceite de oliva de forma absolutamente errónea, al clasificarlo con la categoría “C” (amarillo) al mismo nivel que el aceite de colza o de nuez. Esta clasificación es una desinformación consciente al consumidor europeo.
Por todo lo anterior LOS PAÍSES SOCIOS DE RECOMED solicitan a las autoridades europeas que se modifique esta errónea e injusta calificación y que se asigne la clasificación “A” (verde oscuro) para los aceites de oliva "virgen extra" y "aceite de oliva virgen" y que también sea así para el resto de clasificaciones tipo FOLP del resto de los países mediterráneos de Recomed
Todos los países aprobaron por unanimidad la declaración y acordaron enviarla a sus gobiernos, a las autoridades europeas y al organismo francés responsable del algoritmo Nutri-Score.
A la reunión asistieron España, Italia, Turquía, Eslovenia, Líbano, Túnez, Grecia y Montenegro.