PostHeaderIcon Asaja Córdoba pide que el olivar de la provincia no se incluya como Patrimonio Mundial

La organización agraria afirma que la experiencia en otros casos indica que acabará penalizando al agricultor
El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, pide que la superficie de olivar de la provincia de Córdoba no se incluya en la Candidatura a Patrimonio Mundial porque la experiencia en base a otras situaciones similares indica que, “al final, se acabará penalizando al agricultor”, aunque finalmente se haya acordado que no es necesaria la inscripción en el Catálogo Histórico de Andalucía.
Según el documento actual, en el caso de la provincia de Córdoba, suponen 80.000 hectáreas las que estarían protegidas, la más afectada de la región andaluza, siendo la zona de Montoro y su entorno la que más hectáreas abarca. También estarían dentro de este expediente olivares de Almedinilla, Adamuz, Fuente-Tójar, Luque, Baena, Doña Mencía, Zuheros, Cabra, Lucena, Carcabuey y Priego de Córdoba.
Asaja Córdoba afirma que, “en esta ocasión, le ha tocado al olivar, pero llevamos años viendo lo que ocurre en los parques naturales, en las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y en otras zonas con diversas figuras de protección”. Añade que, en todos estos lugares, las limitaciones actuales de las normativas que los regulan “van contra la actividad económica y contra su propia conservación”. Por ello, “no las quieren los habitantes de esas zonas, ni nadie que conozca la verdadera realidad de lo que allí ocurre”.
Para la organización agraria, es preocupante que las diferentes administraciones insistan en crear cada vez más figuras de protección lo cual “es un grave error, no sólo para el desarrollo económico, sino para la propia conservación del medio ambiente por el abandono al que pueden conducir a muchas explotaciones”.
Considera que, hoy en día, con las normativas de la PAC y las normativas sectoriales, no son necesarias más figuras de protección ni más limitaciones, pues ya están todas ellas sobradamente protegidas por las distintas leyes vigentes, “siendo muy bueno su estado de conservación y presentando magníficos parámetros de biodiversidad”. No es razonable que el buen estado de conservación de algunos territorios, que se ha logrado a lo largo de los años gracias al buen hacer de agricultores, ganaderos, selvicultores y propietarios rurales en general, sea algo que les penalice.
Por el contrario, concluye Fernández de Mesa, lo que sí debería reconocerse es “el importante papel que implica el olivar en la economía de los pueblos y todas las actividades que ello conlleva porque son la única garantía de supervivencia del mundo rural”.

 

PostHeaderIcon Ecovalia reforzará su apuesta por el consumo ecológico en Biofach

Bajo el lema `¡Ahora es el momento! Consume ecológico´, la asociación acude a Biofach, la feria más importante del sector que tendrá lugar del 14 al 17 de febrero en Núremberg (Alemania). En este encuentro profesional mostrará el potencial del sector y la calidad de los productos ecológicos españoles.

La producción ecológica se encuentra en un año clave. La puesta en marcha de la nueva PAC será uno de los hitos del 2023 y esta debe de ser un revulsivo para el crecimiento del sector ecológico en España. Para Ecovalia, no solo será importante el aumento del número de hectáreas, sino también el impulso del consumo de alimentos ecológicos. En este sentido, la asociación profesional española de la producción ecológica participará en una nueva edición de Biofach, donde mostrará el potencial del sector y la calidad de los productos ecológicos españoles bajo el lema `¡Ahora es el momento! Consume ecológico´.
En esta feria profesional, Ecovalia aprovechará para llevar a cabo encuentros y reuniones estratégicas con agentes del sector del ámbito internacional. De esta forma, el miércoles 15 de febrero, a las 12:45 horas, celebrará una recepción institucional en el stand (5-251), un punto de encuentro donde se presentarán las principales líneas de actuación de la entidad para este año. Ese mismo día, a las 15 horas, la directora de internacional de Ecovalia, Evelyne Alcázar, participará en la mesa de diálogo `Social responsability in organic farming between the evolution´, organizada por ICEA.
El jueves 16 de febrero a las 14 horas, Ecovalia participará en el stand del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en la presentación del Congreso Ecológico Europeo, que este año se celebrará en España.
Álvaro Barrera, presidente de Ecovalia, ha señalado que este año “es clave para el sector ecológico español por muchos motivos, pero sin duda lo será por la celebración del Congreso europeo de la producción ecológica, que reunirá a los principales agentes del sector en nuestro país. Este encuentro contribuirá, sin duda alguna, al principal objetivo de Ecovalia para este 2023 que es el incremento del consumo de productos ecológicos, una pieza fundamental para el desarrollo de nuestro sector. Además, seguiremos trabajando por otros aspectos que consideramos de suma importancia para este objetivo como son las compras públicas”.

 

PostHeaderIcon Las medidas de la Junta favorecen un 17% más de volumen de negocio de las denominaciones de calidad

La consejera anuncia una “cifra récord” de 1,2M€ en las ayudas a promoción de alimentos y bebidas amparados por estas figuras

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha inaugurado en Sevilla la Asamblea General de la Conferencia Andaluza de Denominaciones de Origen (DO) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) junto al presidente de esta entidad, César Saldaña, y ha destacado que las medidas impulsadas por la Junta en colaboración con el sector, han favorecido un aumento del 1% en el volumen de negocio de las figuras de calidad agroalimentarias de Andalucía en solo dos años. De esta forma, se han alcanzado los 552 millones de euros a finales de 2021. “El consumo de los productos amparados por denominaciones está aumentando porque el consumidor sabe que son alimentos de calidad”, ha comentado Crespo. Sobresalen especialmente las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) de aceite de oliva virgen extra, cuya producción se eleva a 204 millones de euros; y la unión de las DOP e IGP que amparan vinos andaluces, con 170 millones de euros.
En su intervención, la consejera ha resaltado el apoyo que ofrece el Gobierno andaluz a las figuras de calidad del sector agroalimentario andaluz y ha anunciado que en 2023 se alcanzará “una cifra récord” de ayudas para su promoción. Al respecto, ha concretado que el Ejecutivo andaluz “va a destinar este año 1,2 millones de euros a la promoción de estos productos y continuará colaborando con el sector en el marco del protocolo firmado con la Conferencia Andaluza para ayudar a dar respuesta a sus necesidades”.
Carmen Crespo ha recordado que la Consejería ha llevado ya a cabo medidas que han simplificado las ayudas en un 30% y ha apostado por “seguir en ese camino de la simplificación” para facilitar a los productores andaluces el acceso a unos fondos que les permiten continuar generando riqueza y empleo en el territorio. En total, 26 entidades andaluzas se han beneficiado de más de 1,8 millones de euros en ayudas movilizados recientemente por la Junta para la promoción de productos amparados por figuras de calidad. En concreto, estos fondos han respaldado acciones promocionales dirigidas a elevar en el mercado interior el consumo de estos alimentos y bebidas en general (cerca de un millón de euros) y de los aceites de oliva virgen extra y las aceitunas andaluzas amparadas por una Denominación de Origen o una Indicación Geográfica Protegida en particular (casi 900.000 euros).
Por otro lado, la responsable de Agricultura ha valorado que Europa ha dado el visto bueno al Decreto de regulación de ‘Gusto del Sur’, “marca andaluza que certifica la calidad de los productos de esta región” y que convivirá con ‘Corazón andaluz’.

Calidad diferenciada en Andalucía

La Conferencia Andaluza de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas, que aglutina a unas 40 menciones, cumple un importante papel en el fomento de la calidad diferenciada en el ámbito agroalimentario de Andalucía. Como ha subrayado Carmen Crespo, las denominaciones de calidad “son figuras fundamentales que impulsan las exportaciones y la Marca Andalucía”, por lo que la Consejería de Agricultura trabaja para “cuidarlas y apoyarlas para favorecer su crecimiento”.
Gracias al sello de calidad que incluyen en su etiquetado estos alimentos, los consumidores pueden diferenciar en el mercado los productos amparados por figuras de calidad como las DOP o IGP. Además de esta distinción, las menciones de calidad aportan valor añadido a las producciones, contribuyen a difundir la excelente calidad de los alimentos andaluces y contribuyen a generar riqueza y empleo en las zonas rurales, fijando así la población al territorio.
Andalucía es un de las regiones europeas con mayor número de figuras de calidad. En concreto, en este territorio se elaboran productos amparados por 67 menciones andaluzas, entre las que se encuentran 29 Denominaciones de Origen Protegidas, 33 Indicaciones Geográficas Protegidas, tres Especialidades Tradicionales Garantizadas (ETG) y dos Indicaciones Geográficas (IG). PAC, rumiantes y aranceles
En relación a otros ámbitos de actuación del Gobierno andaluz, Carmen Crespo ha explicado que su consejería “está pendiente de la agricultura, de la que dependen también las denominaciones de calidad, y está trabajando en las alegaciones a la nueva Política Agraria Común (PAC)”. Al hilo de esta cuestión, la consejera ha explicado que, además de solicitar que el olivar y la ganadería extensiva se consideren ecorregímenes ‘per se’ en el Plan Estratégico de la PAC (Pepac), Andalucía reclamará al Estado también una flexibilización de la obligatoriedad de contar todo el año con cubierta vegetal en las explotaciones de viñedo. El objetivo de esta modificación es que los agricultores puedan llevar a cabo el ‘aserpiado’, una técnica que se realiza en el mes de agosto para evitar la erosión y que es incompatible con la existencia de cubierta inerte.
Asimismo, la responsable de Agricultura ha adelantado que la Junta va a impulsar un plan de acción de pequeños rumiantes para ayudar al sector ganadero de la comunidad Autónoma, uno de los más afectados por el alza de los costes de producción.
Finalmente, Crespo ha lamentado que Estados Unidos continúe aplicando impuestos de entrada a los productos europeos y se ha mostrado a favor de “seguir reivindicando que se eliminen esos aranceles injustos para la aceituna negra de nuestra tierra”. “Vamos a ser proactivos en esa defensa”, ha recalcado

 

PostHeaderIcon La Junta inicia la tramitación de la primera Estrategia Andaluza del Sector del Olivar 2023-27

Entre sus objetivos está aumentar la productividad y competitividad, reducir la huella ambiental e impulsar el relevo generacional

El Consejo de Gobierno ha acordado instar a la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural al inicio de la tramitación de la primera Estrategia Andaluza para el Sector del Olivar 2023-2027, cuyo objetivo principal es respaldar a unos productores que vienen padeciendo problemas de rentabilidad durante los últimos años.
Esta estrategia incluirá un profundo análisis del sector y planteará nuevas herramientas, medidas y ayudas con el fin de lograr una transformación del sector que aumente su productividad y competitividad. Además, persigue también la búsqueda de herramientas que ayuden a los productores a hacer frente a los costes de producción y otros problemas endémicos del sector como, por ejemplo, la falta de relevo generacional, la modernización o las dificultades causadas por las diferencias de volumen de las producciones anuales.
Entre otros ámbitos, se prevé avanzar en la mecanización de las plantaciones tradicionales para que el olivar pueda ganar estabilidad y hacer frente mejor a las bruscas subidas y bajadas de los costes de producción y los precios de mercado.
Asimismo, entre los objetivos de la primera Estrategia Andaluza para el Sector del Olivar se encuentra también la reducción de su huella ambiental y el impulso de su adaptación al cambio climático mediante la implantación de nuevos sistemas de eficiencia del regadío. Entre otras vías, se apuesta por la implantación de sistemas automatizados, sensores o placas solares para reducir la huella hídrica y energética de las explotaciones de regadío.

Nuevos nichos, jóvenes y promoción
Por otro lado, se persigue también avanzar en la búsqueda de nuevos nichos de mercado para el aceite, como la industria farmacéutica o cosmética; y para el sector más tradicional. En este segundo caso, una posible vía de rentabilidad sería la revalorización de los subproductos (orujo o alperujo) mediante iniciativas de economía circular. En este ámbito, el Gobierno andaluz apuesta por ofrecer apoyo económico a las industrias que, por ejemplo, inviertan para poder transformar el alperujo en productos de utilidad como biogás o fertilizantes gracias a la aplicación de nuevas tecnologías con emisiones cero.

Sector del Olivar
ayude a fomentar la incorporación de jóvenes agricultores al campo potenciando el emprendimiento de profesionales de menos de 41 años. En la provincia de Jaén, la Junta ha destinado 28,7M€ para impulsar el relevo generacional de la actividad agraria y, gracias a estos incentivos, ha logrado incorporar a 372 jóvenes. Por otro lado, este instrumento del Gobierno andaluz pondrá también el acento en la promoción y divulgación de las propiedades saludables del aceite de oliva.

Transferencia de conocimiento
Para la elaboración de la estrategia, la Junta apuesta por aplicar la transferencia del conocimiento de las universidades sobre este sector. En concreto, se aprovechará el trabajo de cátedras universitarias especializadas, como la existente en la Universidad de Jaén, para buscar nuevas líneas de investigación que permitan abrir nuevos mercados al olivar, implantar variedades que respondan a las tendencias del consumidor o avanzar en la concentración del sector.
Asimismo, se prevé que el acuerdo con la Escuela de Ingenieros Agrónomos de la Universidad de Córdoba incida en la optimización de los modelos de producción, la mecanización y la digitalización del olivar y desencadene la implantación definitiva de la Agricultura 5.0 en el campo de Andalucía.

Sector olivarero andaluz
Andalucía es líder en olivar a nivel mundial con más de 1,5 millones de hectáreas, que suponen el 61% de la extensión nacional dedicada a este cultivo. La región produce de media más de un millón de toneladas de aceite (alrededor del 80% del total nacional), por lo que casi dos de cada cinco litros del aceite de oliva que se consume en el mundo es andaluz. A nivel provincial destaca Jaén, que concentra casi el 50% de la producción andaluza. El sector olivarero genera en Andalucía más de 23,5 millones de jornales (40% empleo agrario) y económicamente supera los 2.800M€, por lo que aporta más del 28% del valor de la producción agraria de la región.

 
Página 1 de 121