El sábado se disputó un TTR sub 11 y Absoluto en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre, contando con la presencia de Raúl Molina de Tomás en categoría sub-11 y Fernando Molina Ariza en categoría absoluta.
A la finalización del mismo, Raúl se trajo para el CB Baena, plata en categoría individual y campeón en dobles, con su compañero de pareja Guillermo Muñoz del Club Bádminton la Encina de Villanueva de Córdoba.
Fernando sin embargo en categoría absoluta, no pudo pasar de las rondas previas.

En Huelva
A su vez, en Huelva, se estuvo disputando un TTR sub-17 que contó con la presencia de Julián Serrano.
El pupilo de Gregorio Ortiz, en categoría individual en un ajustado partido cayó en tres sets, contra uno de los favoritos, Marcos Contreras de Huelva, por un tanteo de 21-17, 17-21 y 21-19.
Sin embargo en categoría de dobles, formando pareja con el jugador malagueño Juan Manuel Palma, consiguió traerse para casa un más que meritorio tercer puesto.
En resumen, el bádminton Baenense, vuelve por sus fueros, y sigue cosechando logros fuera de nuestra provincia en torneos autonómicos
Crónica. David Morales

Fernando Molina, presidente-entrenador del Club Bádminton Baena

Fernando Molina, presidente-entrenador del Club Bádminton Baena, ha dicho que la estancia como club este fin de semana en Málaga (Alhaurín de la Torre) y Huelva se debe a la disputa de unos torneos de los que están súper contentos con las medidas anticovid y los resultados.
En Málaga, subcampeonato para Raúl Molina en individual y en dobles con Guillermo Muñoz.
En Huelva, Julián Serrano, en  sub-17  perdió por la falta de competiciones a las que acudir y rodarse y fue tercero en dobles.
“Somos un club chiquito, de amigos y conocidos, conscientes de que no es el momento para crecer demasiado en el capítulo de escuelas deportivas y podemos usar las instalaciones”.
El covid, señaló, “está cancelando competición como el campeonato de España absoluto y para menores de 11 años, el circuito provincial aunque a los torneos están tomando medidas muy acertadas en los pabellones”.
Lo de volver a la situación de antaño, Molina está convencido de que llegarán “porque  ahora los entrenadores estamos más formados y hay más nivel que ha marcado Carolina Marín, campeona olímpica y mundial”.
Un deporte, el bádminton que lo ama “a muerte y se adapta en lo físico–técnico  cada jugador porque la pluma (volante), se ajusta en su velocidad al golpeo de cada uno”.