El presidente de la institución provincial, Salvador Fuentes, ha señalado que “la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba se compromete a una correcta y adecuada prestación de este servicio”

La Diputación de Córdoba ha aprobado hoy, en sesión plenaria extraordinaria, un convenio con el Ayuntamiento de Palenciana para la prestación con carácter supramunicipal y a través de la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa) del ciclo integral del agua.
El presidente de la institución provincial, Salvador Fuentes, ha mostrado su satisfacción por la incorporación de este municipio y ha señalado que “la Diputación se compromete a una correcta y adecuada prestación del servicio, introduciendo las mejoras técnicas posibles que redunden en la calidad del mismo”.
Fuentes ha agradecido el voto a favor de todos los grupos del Pleno y ha destacado  que “con este convenio se avanza en el tratamiento integral del agua, lo que supone una gestión más eficaz y sostenible como exigen los nuevos tiempos”. “La Empresa Provincial de Aguas trabaja diariamente para mejorar los servicios básicos que ofrece a los municipios y, por ende, a los ciudadanos de nuestra provincia”, ha recalcado el máximo representante de la institución provincial.
Este acuerdo recoge explícitamente que este organismo provincial se encargará de ejecutar las actuaciones que conlleva la prestación de este servicio, tales como la captación y adquisición de agua y su transporte; la potabilización, si fuera posible; el almacenamiento y distribución domiciliaria; la recogida domiciliaria de las aguas residuales y su transporte a través de la red municipal de alcantarillado.
Asimismo, Emproacsa se ocupará de la depuración de aguas residuales, cuando el municipio disponga de las instalaciones adecuadas; el control de la calidad del agua en todo el proceso; la contratación de suministros de abastecimiento de agua potable y saneamiento, explotación, conservación, mantenimiento, modificación y mejora de las obras e instalaciones afectas al servicio.
Del mismo modo, el convenio contempla que la Diputación se hará cargo de la gestión, liquidación, inspección y recaudación de las prestaciones patrimoniales de carácter público no tributario, y la organización y actualización de un fichero de abonados en el que consten las características de cada suministro.
La duración de este convenio es de 25 años a contar desde el inicio de la gestión, a partir del 1 de abril de 2024.