La Dirección General de Tráfico (DGT) activa mañana la Operación Especial Semana Santa – 2024, dispositivo de medidas de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico que dará cobertura a los tres millón y medio de desplazamiento que se prevén en las carreteras de Andalucía desde las 15:00 horas del viernes 22 de marzo hasta el lunes 1 de abril.
El delegado del Gobierno de España en Andalucía, Pedro Fernández, ha pedido a todos los que tengan pensado desplazarse en estos días “máxima prudencia, respeto a las normas de circulación e informarse previamente del estado de las carreteras para evitar imprevistos durante el viaje”. “Todos queremos disfrutar de estos días festivos de Semana Santa con nuestra familia, conociendo nuevos lugares o descansando, por lo que pido a quienes vayan a coger el coche paciencia en sus viajes porque lo importante es regresar a casa”, ha recalcado.
La operación se desarrollará en dos fases coincidiendo con los días de mayor intensidad en la circulación. Así la primera fase se prolongará desde el viernes 22 a las 24 horas del 24 de marzo, que comprende la Operación Salida de la Semana Santa, en la que se calcula que se producirán cerca de 900.000 desplazamientos.
Durante estos tres días se prestará especial atención al flujo de tráfico hacia los grandes núcleos urbanos, siendo especialmente conflictivos los accesos a las poblaciones con actos religiosos tradicionales, segundas residencias, zonas de montaña, zonas turísticas de costa y otras para la práctica de deportes de invierno.
La segunda fase constará de otra Operación Salida, más importante que la anterior por volumen y desplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red viaria, que comenzará a partir del mediodía del miércoles 27 de marzo hasta las 24 horas del jueves 28 de marzo. Esta fase, para la que se prevén 1,93 millones de desplazamientos, concluirá a las doce de la noche del lunes 1 de abril, con la Operación Retorno, que se desarrollará durante el domingo 31 de marzo hasta el lunes 1 de abril. En estos días de regreso el flujo predominante de tráfico será hacia los grandes núcleos urbanos, siendo especialmente conflictivos los accesos a los mismos.
Desde los Centros de Gestión de Tráfico, con sede en Málaga y Sevilla y en servicio durante las 24 horas, se dará especial servicio antes, durante y después de cada operación especial. Más de 60 funcionarios y personal técnico especializado atenderán las labores de supervisión, regulación e información de las carreteras.
La vigilancia contará con el apoyo de las dos sedes de medios aéreos (helicópteros y drones) que cubrirán los principales itinerarios utilizados por los vehículos por toda Andalucía, centrándose en aquellos puntos donde previsiblemente puedan producirse incidencias. En vuelo informarán del estado de la circulación a los Centros de Gestión de Tráfico y a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.
La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizará los servicios habituales de ayuda, asistencia y vigilancia del tráfico en toda la red interurbana de carreteras andaluzas, prestando especial atención a aquellas que previsiblemente soporten mayor número de desplazamientos. En concreto, se prevé las carreteras que soportarán mayor número de desplazamientos sean la A-357, A-4, A-44, A-45, A-49, A-66, A-7, A-92, A-92M, AP-4.