La secretaria general del PSOE de Córdoba y diputada por la provincia en Cortes, Rafi Crespín, ha trasladado el compromiso del ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, de “avanzar y agilizar” en la tramitación administrativa y técnica para la futura conversión de la N-432 en autovía, un proyecto que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene entre sus objetivos a seguir desarrollando en la presente legislatura.
Crespín, que mantuvo ayer un encuentro con el ministro Puente junto al diputado por el PSOE de Córdoba Alberto Mayoral, ha insistido en que el proyecto para reconvertir en autovía la carretera entre Badajoz y Espiel a su paso por Córdoba “es una necesidad que el Gobierno de España tiene presente y en consideración”, un objetivo que vendrá a dar una mayor seguridad en el tráfico de la actual N-432 y bajar el índice de siniestralidad y, de otro lado, fomentar el crecimiento económico de la provincia.
La socialista ha respondido a las críticas vertidas por el PP tras la respuesta del ministro Puentes ayer en el Congreso acusándoles de “lanzar bulos para enredar y tratar de confundir a los cordobeses y cordobesas”, por lo que ha pedido a los diputados y senadores populares por la provincia que “si no van a ayudar, al menos que se aparten y no estorben en los compromisos que el Gobierno de España tiene con el desarrollo de la provincia, como ha demostrado sobradamente el presidente Pedro Sánchez en la pasada legislatura con actuaciones claves como la Base Logística de Defensa, el bombeo extraordinario en La Colada e inversiones en el Genil-Cabra, la puesta en carga del Aeropuerto de Córdoba o los fondos europeos para la transición energética en el norte del territorio”.
El ministro Puente acusó ayer al PP por fomentar una “intoxicación de datos y una nebulosa de desinformación”, y respondió que en la actualidad el proyecto está en la fase de redacción del estudio informativo para el tramo de la N-432 en la provincia, a la espera de la evaluación del trámite ambiental. Además, aclaró que la iniciativa “estaba paralizada y sin estudios desde el año 2012 cuando gobernaba Rajoy” y que así se la encontraron cuando el PSOE llegó a la Moncloa en 2018, por lo que habló de que “partimos de una hoja en blanco” ante la ausencia de los estudios fundamentales, como los de viabilidad, informativos, declaraciones de impacto ambiental, redacción de proyectos y licitación y ejecución de la obra.
En este punto, Puente reiteró a Crespín que la complejidad de esta obra demanda una aproximación segmentada, dividiéndola en tramos y sometiéndola a estudios diferenciados, y que el tramo provincial “se encuentra en una etapa más avanzada, lo que sugiere que su ejecución se puede iniciar antes que otros segmentos