La delegada de Derechos Sociales, Irene Aguilera, explica que “alcanzamos los 93,2 millones de euros para el ejercicio 2024”

El anteproyecto de presupuestos de la Diputación de Córdoba destinado a Servicios Sociales recoge una asignación de 93,2 millones de euros, “cantidad que supone un 10,24% más que en 2023, evidenciando el compromiso por las políticas sociales de esta institución”.
Así lo ha explicado la delegada de Derechos Sociales, Irene Aguilera quien ha remarcado que “se trata de unas cuentas participativas, hechas y pensadas por los profesionales que sobre el terreno desempeñan una importante labor en las distintas zonas de trabajo social”.
Aguilera ha hecho hincapié en que “el pasado ejercicio, la transferencia de la Diputación al Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) fue de 12’8 millones de euros, siendo este año de 15,5 millones, lo que representa un incremento del 20’59% y tres millones de euros”.
“En relación con uno de los programas más importantes en cuanto a cifras, por la cantidad de familias a las que nos permite atender, el Servicio de Ayuda a Domicilio, contará con 65,2 millones de euros, un 8,9% más que el pasado año”, ha matizado Aguilera.
Para la responsable de Derechos Sociales, “otra propuesta, vinculada a la dependencia, es el Servicio de Ayuda a Domicilio de Urgencia con el que llegamos a situaciones sobrevenidas. En este apartado, el incremento con respecto a 2023 es superior al 20% hasta los 1,2 millones de euros”.
Aguilera ha continuado desgranando las cuentas de su Área, señalando que “el Programa de Empleo Social pasa a contar con 2,5 millones de euros, un 13’45% más que el pasado año. Y de manera paralela, se destinarán 550.000 euros al Empleo Social Mujer, un 10% más que el pasado ejercicio”.
“Tres programas grupales que son muy esperados en nuestros pueblos, el de Envejecimiento activo, Infancia y Familia y Participación Social del Mayor pasarán a contar con un 50% más de recursos, hasta los 300.000 euros”, ha apostillado Aguilera.
La también presidenta del IPBS ha mencionado además “el reto que supondrá el proyecto Eracis, de ejecución plurianual y con un presupuesto de 1,6 millones, gracias al cual podremos contar con dos equipos técnicos que trabajarán en las zonas de Baena y Peñarroya-Pueblonuevo”.
Aguilera se ha referido también a la gestión que, de manera directa, realiza el IPBS de los Programas Next Generation, “tres propuestas que permitirán la contratación de equipos técnicos en la provincia que vendrán a reforzar las políticas preventivas que se vienen realizando”.
“Dichos proyectos son Vínculate (344.000 euros), Reinserción Sociolaboral (299.000 euros) y Puerta a Puerta (267.500 euros) que contarán con 12 profesionales que desarrollarán su labor en los pueblos de la provincia”, ha abundado Aguilera.
La delegada de Derechos Sociales de la Diputación ha hablado también sobre la apuesta de la institución provincial por las personas con discapacidad, “tal y como se evidencia en nuestras residencias Matías Camacho y Nuestra Señora de la Merced, cuyo presupuesto será de 7,2 millones para este 2024 (7’32% más).
Finalmente, Aguilera ha mencionado “un proyecto novedoso que nos permitirá desarrollar un programa de acompañamiento a personas con discapacidad en entornos carcelarios, así como el que nos permitirá contribuir a la educación digital para la autonomía de personas sordas”.