Hasta el domingo 27 de noviembre la Dirección General de Tráfico (DGT) desarrollará en carreteras de Andalucía una campaña de vigilancia de furgonetas, donde se comprobará que cumplen con la normativa, especialmente en aspectos como la antigüedad, ITV, seguro, carga, velocidad o documentación del conductor.
Durante la última campaña realizada en Andalucía, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlaron 13.440 de estos vehículos en las carreteras, de los cuales 1.002, el 7,46%, fueron denunciados por no cumplir algunos de los preceptos de la normativa.
El principal motivo de denuncias presentadas, el 20,38%,  fue que no contar con la ITV en rigor, teniendo en cuenta que la antigüedad media de las furgonetas con menos de 25 años en España es superior a los 12 años. Excesos de velocidad, carencia de seguro o ITV sin pasar fueron otras infracciones más comunes.
La campaña también incluye el cumplimiento de las normas por parte del conductor de la furgoneta, ya que en el pasado período de control fueron denunciados principalmente por carecer de la documentación adecuada, no usar el cinturón de seguridad y dar positivo en alcohol o drogas. En concreto, el 13,5% de las denuncias fueron por exceso de velocidad, lo que supuso 149 denuncias; el 8,79% se presentaron por carecer de la documentación adecuada tanto del cargador como de transportista, conforme la L.O.T.T; y el 4,7%, por no tener el conductor su documentación en vigor, 52 conductores denunciados.
Además, los de la Agrupación de Tráfico de la Guardia detectaron 8 conductores de furgonetas conduciendo tras haber consumido alcohol o drogas.
La carga de los vehículos fue otro de los preceptos a controlar, debido a que el peso y la distribución de la carga son vitales en caso de accidente. En los seis días de vigilancia, 66 conductores fueron denunciados por exceder el peso permitido en su vehículo y otros 32 por llevar una incorrecta disposición de la carga. Hay que recordar que, a mayor masa de la furgoneta, mayor distancia de seguridad se debe mantener para detener el vehículo a tiempo ante cualquier imprevisto.