El Ayuntamiento de Luque no acometerá la puesta en valor de la Cueva de los Arboriformes hasta que no esté terminada la restauración del Castillo (1,5% Cultural), en cuyas proximidades se encuentra esa cavidad con medio centenar de pinturas rupestres.
Así lo comentó el técnico municipal, Francisco León, indicando que hasta ese momento ese espacio bajo tierra seguirá sin ser visitable, aunque hay una réplica de esos vestigios artísticos en la Cueva de la Encantada.
El acceso por la parta baja, por los tajos del castillo, “es imposible” y se debería habilitar desde la fortaleza por su parte superior a través de pasarelas.
La cueva la descubrió el grupo de espeleología baenense Gaea en 2009 y tiene una superficie aproximada de 50 metros.