Parte con un presupuesto inicial de 200.000 euros para favorecer su contratación e inserción en el mundo laboral

La Delegación de Igualdad de la Diputación de Córdoba y el Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) ponen en marcha un Programa de Empleo Social para Mujeres en Situación de Vulnerabilidad, que pretende generar oportunidades de empleo en los municipios menores de 20.000 habitantes.
La responsable del área de Igualdad, Alba Doblas, ha explicado que “este plan parte de un presupuesto inicial de 200.000 euros para la contratación de mujeres en situación de vulnerabilidad, riesgo o exclusión social, con bajo nivel de recursos económicos, cuyos hogares estén en el umbral de pobreza y tengan unos ingresos inferiores a 1,5 veces el IPREM, priorizando hogares sin actividad laboral o pensiones contributivas y a mujeres mayores de 45 años”.
Doblas ha destacado que “la grave situación derivada de la pandemia de la covid-19 está afectando de forma especialmente dura a las mujeres. Ellas son las que tienen los empleos más precarios, las que asumen mayoritariamente la carga de los cuidados en los hogares, y las que sufren una mayor tasa de desempleo en la provincia de Córdoba, casi cinco puntos por encima de la tasa general”.
“En el caso de las mujeres mayores de 50 años, hay además un agravio comparativo con respecto a los hombres en el ámbito formativo, ya que carecen de cualificación profesional y de suficiente experiencia laboral acreditada”, ha resaltado la diputada, quien ha incidido en “la necesidad de mejorar las condiciones de vida de estas mujeres mediante el contacto con el mundo laboral, entendiendo los contratos no como una finalidad, sino como un medio hacia la mejora de su empleabilidad y hacia su integración socio-laboral”.
Para finalizar, Doblas ha enfatizado que “este plan se articula como una herramienta de colaboración con los ayuntamientos de municipios menores de 20.000 habitantes para dar a este colectivo de mujeres oportunidades para desarrollar un proyecto de vida digno”.
Por su parte, el presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, ha señalado que “en el balance de la atención social del IPBS de 2020 ya señalábamos cómo las mujeres habían sido mayoría entre las personas beneficiarias de los diferentes programas que pusimos en marcha para hacer frente a la difícil situación“. “También decíamos que la experiencia de la gestión en un año tan complejo como el de la pandemia nos servía de aprendizaje para afinar más en las políticas transformadoras que impulsamos desde la Diputación de Córdoba para avanzar hacia una Córdoba más justa e igualitaria”.
Las destinatarias de este programa son mujeres víctimas de violencia de género, especialmente aquellas que se hayan visto obligadas a pasar por un proceso de recuperación y/o de reinserción en centros especializados; mujeres paradas de larga duración, entendiéndose aquellas que a la fecha de la solicitud del programa hayan estado en situación de desempleo ininterrumpidamente durante 12 meses; aquellas que tengas cargas familiares no compartidas, las que tengan un grado de discapacidad igual o superior al 33% o las que sean pensionistas por incapacidad.
También se podrán beneficiar de este Programa de Empleo Social las mujeres que estén en un proceso de recuperación de algún tipo de adicción y aquellas que se encuentren en una situación de especial vulnerabilidad debidamente acreditada en el informe técnico.