Alfonso Muñoz valora la apuesta social de los Presupuestos Generales del Estado

El senador del PSOE por Córdoba Alfonso Muñoz ha destacado la partida de 257 millones de euros que en los Presupuestos Generales del Estado se destina para eliminar el copago farmacéutico a colectivos vulnerables y de la que se beneficiarán más de seis millones de personas en nuestro país.
Muñoz ha señalado que entre los beneficiarios de esta medida se encuentran 138.102 menores de edad con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento, 2,35 millones de personas perceptores de la prestación económica de la Seguridad Social por hijo o menor a cargo en régimen de acogimiento familiar permanente o guarda con fines de adopción y 3,56 millones de pensionistas con rentas inferiores a 5.635 euros, o a 11.200 euros en caso de no estar obligados a presentar declaración por el IRPF.
Según el senador socialista, con esta medida se da cumplimiento al acuerdo alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos, para la formación del Gobierno progresista de coalición, concretamente a los acuerdos suscritos en materia de Sanidad para la “eliminación progresiva de los copagos farmacéuticos introducidos por el Partido Popular en 2012”.
Actualmente, ya están exentos de copago farmacéutico las personas con discapacidad en los supuestos contemplados en su normativa específica, personas con rentas de integración social, personas con pensiones no contributivas, aquellos que se encuentran en paro sin derecho a subsidio, afectados y afectadas por el síndrome tóxico y quienes se encuentran en tratamiento derivado de accidente de trabajo o enfermedad profesional.
Igualmente, Muñoz ha destacado que desde el pasado mes de mayo, el Gobierno de Pedro Sánchez, modificó la ley "para incluir a las personas beneficiarias del ingreso mínimo vital entre las personas que se encuentran exentas de la aportación de los usuarios a la prestación farmacéutica ambulatoria".
En esta línea, el senador socialista, también ha indicado, que con la aplicación de los PGE de 2021, se actualizan las pensiones en función del IPC en un 0’9 por ciento y del 1’8 por ciento las pensiones no contributivas, la ampliación del permiso de paternidad, que se iguala al de maternidad en 16 semanas o la subida del 5 por ciento del IPREM –la más alta desde su creación y que llevaba 10 años congelado–, un indicador que sirve de referencia para la cuantía de muchas prestaciones públicas.
Para el portavoz socialista de Seguridad Social en el Senado, “esto demuestra que nos encontramos ante los Presupuestos Generales del Estado más sociales e inclusivos de la historia de nuestro país, ya que se destinan 239.765 millones de euros a gasto social, es decir un 10’3 por ciento más que los anteriores, cantidad que supone un 53 por ciento del total, nunca antes se ha destinado tal porcentaje ni cantidad a políticas sociales en nuestro país”
Muñoz ha concluido que con estos presupuestos el Gobierno “protege y refuerza los pilares del Estado del Bienestar, con el objetivo principal de fortalecer las políticas públicas y dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos, sobre todo, de los colectivos más vulnerables