El hermano Mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Baena, Javier Valbuena Atenciano, ha dicho a Cancionero que “el lamentable suceso de la cruz, fue una desgracia, no vamos a buscar culpables y son cosas que se analizarán en el sitio que haya que analizarlas”.
“Lo único que a mí me importaba es que no hubiese ocasionado daño a ningún cofrade ni persona que estuviese en el acerado y que Jesús no hubiese sufrido daño. A día de hoy hemos procedido a desmontar las imágenes y Jesús no tienen ningún daño”, ha subrayado.
Además, ha añadido que “en breve, ya hemos contactado con Salvador Guzmán, que fue la persona que lo restauró y él fue el primero que me llamó por teléfono para decirme que está a disposición de la cofradía, tanto para hacer la inspección ocular a Jesús como para el tema de la restauración de la cruz “.
En este sentido, ha incidido en que “a partir del lunes tengo concertada una visita de Salvador Guzmán para que esa inspección que hemos hecho la Junta Directiva a Jesús sea corroborada por el especialista, que también analizará la cruz para ver cómo podemos hacer la restauración, nos ha asegurado que es fácilmente recuperable por las fotografías que yo le he mandado”
Por otro lado, ha traslado un mensaje de “calma a la ciudadanía ya que ha sido una desgracia, pero Jesús y las personas que estaban viendo la procesión no ha sufrido daño alguno que era lo que a mí me preocupaba, ninguna persona del público ha sufrido lesión alguna, eso es lo fundamental, la cruz es un bien material y como todo lo material, tiene solución”.
En relación a la cruz que portaba el nazareno el día de la procesión, ha apuntado que “se trata de una cruz del 2018, arbórea, que se hizo con la anterior junta directiva, quiero dejar claro que, gracias a Dios, no era una cruz maciza, era la cruz que se diseñó en ese momento para el viernes santo y se restaurará y será con la que siga procesionando en los próximos años.”
Por su parte, el Consiliario de la Cofradía, Juan Laguna Navarro, ha manifestado que “Jesús no ha sufrido ningún tipo de daño, evidentemente lo que no vamos a hacer ahora es montar un drama cuando las consecuencias han sido mínimas, vamos a ser conscientes de que estas cosas pasan y no es la primera vez, ya tiene la cofradía un proyecto que hacer para el año que viene”.