Celebrado Cabildo General Extraordinario de la Cofradía de Nuestra Madre y Patrona la Virgen de Guadalupe de Baena en su sede, la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, donde según ha dicho su hermano mayor, José Miguel García, “todo lo que se ha traído al cabildo ha salido aprobado prácticamente por unanimidad”.
García ha indicado que “es el primer Cabildo de este año 2023 donde se han tratado propuestas de peso y complicadas para abordar en estos cuatro años con la nueva Junta de Gobierno”.
“Uno de los puntos fundamentales ha sido la reforma estatutaria que quedaba pendiente, en la que, gracias a la labor que durante estos últimos años se ha ido realizando de búsqueda de información, hemos visto que, aunque nosotros le hemos cambiado la denominación en el año 2019, ya desde el 1580, había una cofradía de Nuestra Señora de Guadalupe, que era la denominación antigua del S.XVI,” ha detallado.
El hermano mayor ha señalado que “en esta reforma estatutaria se ha incluido un preámbulo histórico en el que se han reflejado todos los datos que se han ido recopilando, así como el tema del patronazgo, desde el 1517 tenemos referencias de que ya era patrona de la Villa, además se ha incluido toda la historia final sobre la creación de la asociación que fue en el 1903 y el posterior cambio de denominación en el 2019”.
García ha apuntado que en esta reforma estatutaria “se ha introducido un epígrafe, dentro de los actos culturales, aprobado por unanimidad, en el que se especifica que la cofradía será la encargada de dar culto a San Sebastián Mártir y al Santísimo Sacramento”.
En este sentido, ha expresado que “el año pasado se restauró la imagen de San Sebastián y comenzamos a darle culto con un triduo, por lo que queríamos que esto quedara reflejado en los estatutos, también se han introducido algunos cambios más de distintivos asuntos que no estaban especificados en los estatutos”.
El hermano mayor ha profundizado sobre el origen de la cofradía, “han sido varias personas las que han colaborado en esta búsqueda a lo largo de los últimos años, la revista Madre y Patrona, ha sido un soporte importante para ir encontrando poco a poco todos estos datos”.
En relación al patronazgo, García ha dado a conocer que “ha sido como consecuencia de los trabajos de Antonio Mesa Priego, hace unos años, y del origen de la cofradía, además de alguna documentación que localizaba la Cofradía del Dulce Nombre en los archivos de los Padres Dominicos, también gracias a las investigaciones y estudios del Doctor en Historia y miembro de la Real Academia de Córdoba y del Instituto Español de Ciencias Histórico-Jurídicas, Juan Aranda Doncel”.