Mucho se habla en estos días de la Iglesia Conventual de San Francisco, de indudable valor histórico, artístico y patrimonial, situado en la parte más occidental de la villa de Baena, declarada Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía, sede canónica de las Cofradías de Nuestro Padre Jesús Nazareno y de la de Jesús del Huerto y San Diego.
En una reciente visita y en contacto con vecinos y vecinas que suelen visitar este sagrado templo, se nos han dado a conocer algunos desperfectos que presentan las paredes en su nave central, así como el mal estado de una de sus capillas, la de San Antonio, que según los especialistas requeriría una actuación inmediata, dado que es mucha la humedad que se puede apreciar en sus paredes, “el peligro está ahí, la actuación, aunque no inmediata, si se debería ir pensando en cómo actuar, que pasos se tendrían que dar, como debería ser la actuación, de quien es competencia, dado que es un templo BIC”, dicen fuentes consultadas por este medio de comunicación.
La iglesia Conventual de San Francisco es de una sola nave con crucero, cubierto con bóveda de medio cañón con fajones y lunetos. Todos los muros están adornados con pinturas constituidas por decoración de rocalla, que dan al conjunto impresionante aspecto.
El retablo mayor es de madera tallada y policromada de 1740. Con varias capillas y camarines, lugar de oración y encuentro del mundo cofrade, es la morada de la venerable imagen del patrón de la ciudad, Nuestro Padre Jesús Nazareno