Carlos Pérez, Hermano Mayor de la Hermandad de San Isidro Labrador de Baena, ha dicho a Cancionero que “ha sido una jornada que pasará a la historia de la hermanad, después de dos años sin poder celebrar los actos de la festividad de San Isidro, tal y como se han venido celebrando desde su fundación”.
“Además, hoy nos alegramos que, en la eucaristía, once vecinos y vecinas de Baena pasen a formar parte de nuestra gran familia, donde hemos nombrado hermano honorifico a Víctor Amores que durante bastante tiempo estuvo ligado a la dirección de esta Hermandad y que desgraciadamente ya no está entre nosotros” ha indicado.
Pérez ha tenido palabras de agradecimiento para todos los participantes tanto en la eucaristía como en la procesión y ,de una forma muy especial, al párroco de la Iglesia de Nuestro Señora de Guadalupe por su acertado mensaje en la homilía de hoy, como no podía ser de otra forma, dedicada a los “hombres y mujeres del Campo”
Protagonismo especial para las aldeanas infantiles, verdadero semillero de la hermandad, y a las altas temperaturas que no han impedido que los actos se desarrollen con total normalidad, en una jornada donde no han faltado los “Vivas a San Isidro Labrador” a la salida, en la presentación a los campos y en su entrada al templo.