“Somos una corriente de opinión que cuenta con 40 años de historia: tratamos de llevar a cabo políticas de izquierdas, que no hagan derivar al PSOE hacia la derecha, fortaleciendo la movilización de la ciudadanía con el fin de ofrecer una respuesta positiva en el marco del progresismo”, dijo.
Según indicó Gallardo, programan llevar a cabo una ponencia marco en la que se reúnan todas las propuestas emitidas que permitan “dar un impulso al partido socialista y situarlo en la posición que le permitió llegar a la ciudadanía hace más de 30 años.”
Para ello, llevarán a cabo una Asamblea en Madrid, el próximo sábado día 11 de septiembre, en la que se reunirán cuatro representantes de cada una de las provincias andaluzas y comunidades autónomas. Para llevar a cabo la elección de los representantes, “se elaboró una lista cerrada y resultaron electos cuatro delegados: Juan Minchón, Ana María Muñoz, José Tarifa y yo”.
Tras la celebración de la citada asamblea “se eligirá a la coordinadora permanente general, personas que se encargarán de explicar las políticas de izquierdas que definirán los próximos cuatro años”, dijo Gallardo.
Los objetivos que se persiguen se centran en “la elaboración de propuestas que permitan llegar hasta la ciudadanía.” Karmen Gallardo destacó las últimas políticas socialistas emprendidas, como la lucha por el aumento del salario mínimo interprofesional o la puesta en marcha de la ley de la eutanasia, entre otras.