Durante toda esta semana los supermercados Mercadona de la provincia están colaborando con el Banco de Alimentos Medina Azahara en la recogida de dinero para la compra de productos por parte de la entidad solidaria, que va a proceder a su reparto.
Los clientes, con compra o sin ella, pueden acercarse a las cajas y donar una cantidad de dinero con la que  el Banco de Alimentos va a  adquirir posteriormente los productos necesarios y  demandados por familias desfavorecidas.
Una campaña con este formato obligado por la pandemia, como en 2020, ya que de esta manera no hay contacto alguno  con los alimentos solidarios, al tiempo que permite a la ONG, que conoce los  no perecederos masivamente solicitados, ajustar esas entregas a la realidad y no encontrarse, como en las campañas convencionales con muchos productos de una misma clase -pasta y arroz- y escasos de otra -aceite y leche- , por ejemplo.
Para Pablo Linares, voluntario del Banco de Alimentos en Baena, el hecho de que es la campaña colabore solo esa firma comercial se debe al ofrecimiento de la empresa de Juan Roig para esa generosidad.