Las tres máximas autoridades municipales de Baena en materia de salud y seguridad, han reclamado responsabilidad y prudencia a los ciudadanos de cara a estos días festivos, contando con el antecedente muy cercano de algunas situaciones de riesgo de contagios y aglomeraciones que se produjeron el Domingo de Ramos.
Llamamientos que tienen que ver con la obligación general de cumplir las normas contra el virus y no hacer dejación de ellas en función de lo que la Policía local o la Guardia Civil puedan hacer en el municipio en el desempeño de su trabajo.
Esta semana puede ser propicia para, si se baja la guardia, generar un rebrote como ha ocurrido en otras fiestas y en diferentes puntos de Andalucía y España, aunque Baena esté hoy “con una tasa de 276 contagios por 100.000 habitantes y 52 positivos en siete días, con 34 muertos” en toda la pandemia.
El concejal de Salud, José Gómez, reclamó además el cumplimento de las normas, higiene de manos, distancia de seguridad y mascarilla. El edil de Gobernación, Ramón Martín, insistió en que “todos, y es cuestión de todosla prevención, sabemos nuestro tope”. Y añadió: “somos mayores y la situación puede volverse complicada”.
Por su parte, la alcaldesa baenense Cristina Piernagorda, comprendió que en un año muy complicado “todos tenemos ganas de salir y es Semana Santa, pero hay una pandemia y no podemos actuar como si no pasara nada”. Puso el acento en tener “cuidado con las reuniones familiares y en lugares privados”.