Vanesa Agundo, representante de Baena Solidaria, ha dado a conocer a Cancionero las recientes actuaciones llevadas a cabo en la sede de la asociación, ubicada en el número 53 de la C/Arrabalejo de Baena, con el fin de equipar y dotar una de sus salas de equipos informáticos que puedan ser utilizados por todos los ciudadanos que carezcan de medios tecnológicos en sus domicilios.
El proyecto, en el que ha colaborado el área de bienestar social de la Diputación de Córdoba, ha contado con una subvención de 6.000 euros con la que se han podido adquirir diez equipos informáticos.
“Se trata de un proyecto de equipamiento de una sala de informática, a la que hemos denominado “Sala Crisol”, con el fin dotarla de equipos informáticos que permitan llevar a cabo los talleres formativos promovidos desde la asociación, así como crear una sala que brinde el acceso a las nuevas tecnologías a todas aquellas personas que no disponen de estos medios en sus casas.”
Por otra parte, Agundo destacó la realización que dicho proyecto guarda con otros que, de manera simultánea, Baena Solidaria se encuentra desarrollando con el fin de formar a todo aquel que lo precise en la utilización de las nuevas tecnologías: “este proyecto lo hemos enlazado con el de atención en zonas desfavorecidas: al llevar a cabo distintos talleres formativos, creemos que es importante que estas personas participen; por otra parte, preparamos una serie de talleres encaminados al uso de las nuevas tecnologías en nuestro día a día ya que, debido a la crisis ocasionada por la COVID-19, la brecha digital se ha acentuado en aquellas familias que se encuentren en una situación complicada.”
Para concluir, Vanesa Agundo incidió en el perfil “no definido” que ha de cumplir toda aquella persona interesada en participar en dichos talleres: “los participantes pueden ser usuarios derivados de servicios sociales o participantes en otros talleres de atención en zonas desfavorecidas. En conclusión: todo aquel interesado, tanto con conocimientos como sin ellos, puede acudir.”