El catedrático en Economía y presidente del Colegio de Economistas de Córdoba, José María Casado Raigón, ha explicado que 2021 será malo como 2017 y los siguientes, pero peor porque “está sentando unas bases no convenientes para un país que intenta avanzar”.
Argumenta que lo más necesario para recuperarse es hacer cosas muy diferentes. “La pandemia va por un lado y nosotros peor, por otro”, aseguró.
Casado Raigón considera que España tiene unas cuentas públicas “desastrosas y debería haber un límite en el déficit, con una deuda que no podremos pagar nunca. Además de que ocupa “un vergonzoso lugar en materia de innovación, sin la cual no sabemos nada de futuro. Estamos en el 30 lugar en ese campo”, comentó.
No concuerda su planteamiento de recuperación económica con el del Gobierno nacional y señala que es inexcusable y absolutamente  indispensable la colaboración público-privada en este momento, para evitar la economía sumergida, “con Andalucía y Extremadura en el último lugar” en este sentido.
Criticó lo exagerado del gasto público en los organigramas administrativos en un momento en el que “hemos perdido la confianza de Europa y podrían fallar esos fondos anunciados que no van a beneficiar a Andalucía por los compromisos del Gobierno con los separatistas, independentistas y comunistas de segunda generación para beneficiar a otras comunidades.”, apuntó en ese repaso a la gestión gubernamental.
Centrándose en la provincia cordobesa, dentro de un mundo global, también en economía, Casado Raigón habló de hacer un esfuerzo para cambiar las cosas. “Todos tenemos que empujar en la dirección adecuada, desde el quiosquero hasta el médico”.
Afincado en Zuheros, “su paraje y lugar”, aunque nacido en Baena, se declara amante del tambor y desea para este año nuevo eso, trabajar más todos.