El vicepresidente de la Asociación de Hosteleros de Baena, José Luis Rojano, ha informado que en estas fechas se ha incrementado el daño al sector, sin poder llenar los comedores y con “una afluencia distinta, más las vísperas que las tres grandes fiestas en sí”.
Regular la campaña, ha comentado, incluso con más gastos al tener que cerrar dos horas por la tarde, “pagar más luz y pasear las mesas de un  sitio a otro ante los amigos de lo ajeno”.
Como directivo de la asociación, Rojano aseguró que algunos no han respetado los aforos limitados, “según cada uno”. Y que lo regular de la campaña se ha generalizado a la comarca.
Calcula que puede haber perdido las dos terceras partes de la facturación habitual de navidades con respecto al año 2019, aunque las cuentas no las han cerrado. Y que algunos hosteleros han recibido “tirones de orejas pero no sanciones”.
Hablando de cerrar establecimientos, “hay algunos que lo pensamos y esperamos las nuevas restricciones del Gobierno para cerrar unos meses porque la situación pinta mal y no nos dan ayudas directas como en otros países de Europa”.