El primer teniente de alcalde de Baena, Ramón Martín, ha comentado que “lo mejor  de todo esto  es que no he perdido nunca la tranquilidad porque estamos haciendo esfuerzos y las cosas bien por Baena y Albendín, solo me daba rabia pensar que podíamos perder el norte”.
Sobre el momento más tenso, indicó que fue el jueves 26, “tensión que nosotros no habíamos generado y fue un día esperpéntico, complicado, que no venía nada bien para Baena este tipo de historias”.
Apuntó que esto debe cambiar “como dijimos cuando Ciudadanos llegamos a la política”.
Además de señalar que la situación debe servir para aprender, solicitó autorreflexión de todos y que el clima debe cambiar para “tender puentes e ir a lo positivo”.