Unas cuarenta personas, entre profesores, padres, alumnos y personal de administración, se concentraron en el patio  de acceso al colegio concertado que la SAFA tiene en Baena, para protestar contra el proyecto de ley del Ministerio de Educación.
Con un cartel de “Stop Ley Celaá” y de espaldas, manifestaron así su disconformidad con este proyecto legislativo conocido como LOMLOE. En la lectura del Manifiesto pusieron en evidencia como colectivo Más Plurales, que es una ley ideológica y partidista que “agrede a la libertad de conciencia”  y que con “un concepto de inclusión radical conduce a los centros de educación especial a su desaparición”.
En el Manifiesto añaden que la pluralidad educativa, la libertad de elección de centro “y la formación en los valores éticos, filosóficos o religiosos contribuyen a un  mejor rendimiento y desarrollo integral de la persona”.
Solicitan, finalmente, mejoras reales para el personal de los centros concertados, y aseguran buscar “un sistema educativo más equitativo,  de calidad y que contribuya a una sociedad mejor”.